lunes, 10 de mayo de 2010

Día de las Madres

"Pasionarias"/ Técnica Mixta (Tempera con estofado de plata)/ 25 x 35 cm

Bajó la cuesta hacia el pueblo, y recorrió las calles y las plazas. Había muchos vendedores de flores -especialmente rosas de todos colores, pero también claveles, alhelíes y espectaculares azucenas; iris, gladiolas, agapandos, alcatraces... Sabía que tendría que llegar a casa, pero antes, sus pasos lo condujeron hasta el umbral de la casa de su anciana madre...

Es 10 de Mayo. Hoy se celebra en México y en muchos países el Día de las Madres. Es bien sabido que es una fiesta con visos "comerciales" y algo cursis (además de que la verdad es que. si hemos de ser buenos hijos, deberíamos mostrar nuestra gratitud todo el año y no solamente en esta fecha. Sería ridículo).
Pero aquéllos que tenemos la fortuna de tener con nosotros a nuestras madres, recordamos este día todo su amor, su esmeros, cuidados, sacrificios, dulzuras y paciencia. ¿Por qué no? Existimos gracias a ellas en buena medida.
A fin de cuentas, este es un día de tener atenciones con muchas personas, y muchas veces también de recibirlas... de nuestros hijos.

Pasé un par de días con mi madre, que vive en la ciudad. Y hoy mi hijo decidió pasar unas cuantas horas acompañándome y dándome un rato delicioso de alegría y agradable conversación. ¡Me trajo también unas trufas de chocolate preparadas por él!

Estoy contenta. Y quiero compartir con ustedes un regalo que me hizo mi preciosa hija. Como somos muy "modernas", nos escribimos mensajes por Internet. Y esta mañana, ella me envió un Mail con un poema de Charles Baudelaire, que yo no había leído nunca:

¡Madre de los recuerdos! ¡Reina de los amantes!
Eres todo mi gozo, ¡todo mi yugo eres!
En ti revivirán los íntimos instantes
y el sabor del hogar en los atardeceres,
Madre de los recuerdos, ¡Reina de los Amantes!

Las noches que doraba la crepitante lumbre,
las noches del balcón entre un vaho de rosas,
cuán dulce tu regazo, de ardiente mansedumbre
y el frecuente decirnos inolvidables cosas
en noches que doraba la crepitante lumbre.

¡Oh cuán bellos los soles de las tibias veladas!
¡Qué profundo el espacio! ¡Qué cordial poderío¡
Inclinado hacia ti, Reina de las amadas,
respiraba el perfume de tu cuerpo bravío.
Oh cuán bellos los soles de las tibias veladas.

En redor espesaba la noche su negrura
y entre ella adivinaban mis ojos tus pupilas,
yo libaba tu aliento. ¡Oh veneno! ¡Oh dulzura!
Y tus pies dormitaban en mis manos tranquilas,
y en redor espesaba la noche su negrura.

¡Es de artistas fijar los minutos del gozo
remirando el ayer sumido en tus rodillas!
¿A qué vano buscar encanto langoroso,
de tu cuerpo y tu alma sino en las maravillas?
Es de artistas fijar los minutos del gozo.

Juramentos, aromas, besos innumerables:
renacerán del vórtice vedado a nuestras sondas
como soles que suben a cielos inefables
después de sumergidos en las amargas ondas?
¡Oh aromas, juramentos! ¡Oh besos incontables!


¡Ah! Otra cosa muy importante: en este cuadro retraté unas flores de la pasión que me regaló ella misma, pero el año pasado, también el 10 de mayo. En pocas palabras: dedico este post a mis hijos Juan Carlos y Anais, por darme la oportunidad de conocer la alegría de ser madre.

14 comentarios:

Eli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eli dijo...

Al canto impregnas de tu brillo, conservadora de infancias, restauras el primer nido, con hojas de oro y de plata. Veo un ramo de latidos, en tu espejo, pasionaria, los pétalos del destino, dibujando su (estatuari/amalgam)a. El guache alcanza al rocío, en las rupestres entrañas, veo a la mano de un lirio, esparciendo su fragancia. Irresuelto el equilibrio, tempera-tu(r/y)a desgarra, sangra otro vuelo tu nido, pues nadar saben tus llamas...

Felicidades, artesana del alma. TQM.

(Suprimí el comentario anterior para corregir una errata.)

Antonio H. Martín dijo...

Hola, Liz.
Llego un poco tarde, pero me alegro mucho de saber que has tenido un "día de las madres" feliz, con trufas de chocolate y todo, jeje.
Yo no soy de fechas, así que a mi madre la llamo en cualquier momento.
Ay, las madres, esos seres primeros, esas primeras caricias, esos primeros abrazos, esas diosas de nuestra infancia, esa presencia amorosa, protectora y constante.

¿Sabes? Todo el universo es una Madre. "Dios" es ese señor que anda por ahí fabricando galaxias y que vuelve a casa sólo a la hora de comer.
El mundo no se sostenería, si no fuera por las madres.

Preciosas tus pasionarias, y precioso el regalo baudelaireiano de tu hija Anaís.

Un abrazo, madre de los recuerdos, pintora de sueños.

LIRIO dijo...

ELI

dELIcioso poema, ELIxir divino...

Es extraordinario lo que me has venido a dejar en este gobELIno cibernético. Gracias por hacerme
fELIz a tal grado.
Y recibe también, de mi parte, un fuerte abrazo por el Día de las Madres, ya que eres una gran mamá para tus hijitas lindas.

Beso

LIRIO dijo...

Sí, Antonio querido.
Ya adelantaba yo que no es justo darles nuestro reconocimiento y gratitud a nuestra madre sólo hoy.
Pero a pesar de ello, tengo ese lado romántico que no me deja pasar por alto esta fecha, tan acendrada en mi "disco duro".

Además, quise compartir este gusto que tengo por los detalles que mis dos perlas me dieron.
En gran medida, los hijos les vienen a dar sentido a nuestras vidas, porque nos empujan a sacar lo mejor de nosotros mismos para criarlos y educarlos, preparándolos idealmente para seguir la "flecha" cuando ya no estemos por aqui...

Besos destellantes para ti, Amigo de Lecturas y Sentires

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

Hola Liz:
¿¡¡ Qué tal estás amiga!!? Veo que te encuentras muy bien!!! Mi alegría es grande por eso.

Discúlpame por no haberte escrito antes, es que me he apartado un poco Internet, tu ya sabes, a veces la vida cotidiana: el trabajo, los estudios, las tareas en el hogar, nos absorben el tiempo. Pero nunca me he olvidado de ti, ni de mis amigos en LetrasKiltras, siempre los recuerdo.

Te felicito por tus hijos, la verdad son un tesoro al compartir contigo, te deseo también un feliz día de las madres, espero que la hayas pasado muy bien al lado de tus seres queridos, aunque la verdad es como tu dices: “TODOS LOS DÍAS DEL AÑO TIENEN QUE SER DÍA DE LA MADRE”

Te envío un abrazo en la distancia y saludos fraternales.

LAZOS FUERTES…

LIRIO dijo...

Qué bueno, Ronald, que encontraste un tiempo para pasear por estos lares.
Te felicito por estar tan activo, ha ciendo muchas cosas. es lo que corresponde a un chavo joven, fuerte y creativo como tú.

Un saludo desde el umbral de este Valle

Alejo Urdaneta dijo...

Se unen en esta obra de Liz las flores y la luz que irradia del fondo plateado. Es una creación muy especial, dotada de originalidad patente.
Dijérase que la plata es el pecho de la madre, a quien han dado la alegría del color múltiple de las flores puestas en un aparente azar.
Bella ejecución de una obra cuya factura no conocía.
Queda en nosotros una impactante visión con símbolos variados.
Gracias por darnos este regalo, querida amiga.
Un beso,
Alejo

LIRIO dijo...

Alejo de mi corazón:

Describes con delicadeza y finura mi obra, y te agradezco tu agudeza.

Qué bien que hayas reparado en la técnica que utilicé, pues efectivamente fue un esfuerzo grande su realización:

tengo que volver a citar a mi preciosa hija, quien me condujo a hacer este cuadro, cuando me dijo: "Mam, ¿por qué no utilizas la técnica de los iconos bizantinos para hacer un florero? ¡Te salen tan bonitos!"

Confieso que a mi no se me había ocurrido, y lo que en un principio consideré sería tarea fácil, ¡se convirtió en un trabajo tremendamente difícil y complejo!
Aplicar esa hoja de plata fue arduo, y me llevó semanas enteras...

Pero lo más lindo es tu interpretación simbólica: el pecho de la madre es la plata noble y brillante, que derrama flores para sus hijos.
Eres genial, amigo.

Gracias por esta significativa visita a mi umbral.

Mil besos floridos para ti

Rayuela dijo...

Liz! llegué muy tarde..o no?
Bueno, feliz de que hayas pasado un buen día de las madres.(que aquí se celebra en octubre)
hermoso post, bella pintura, y bello el Baudeleire que te envió Anais...y las trufas de Juan Carlos.mmm...habrán estado deliciosas!


mil besos*

LIRIO dijo...

Claro que no, Rayuela.

Nunca es tarde.
Silvia... me puse a pensar en que tu nombre podría tener relación con la plata, Silv er.

Te mando un chocolate virtual, Amiga!

Beni dijo...

Curiosa donde las haya, la flor de la pasión.
Muestra los clavos y la corona de cristo, hasta el martillo.
Igual de apasionada es la dedicación de las madres.
Gracias por el homenaje que la shas brindado.
PD: Es una técnica asombrosa la mezcla de la fluida témpera y el solido y brillante metal.

Beni dijo...

Este comentario es ajeno al articulo.
Viene a cuento del origen del nombre Silvia (Silvio)
Creo que guarda etimológia con:
Selva
Salvage
Plata (Silver)
Silvestre.

LIRIO dijo...

Hola, Beni.

Gracias por tus amplios e interesantes comentarios.
Efectivamente, es admirable cómo en el centro de esta flor se aprecia la corona de espinas nítidamente. Por eso le pusieron "Pasionaria", nombre hermoso.
La técnica que utilicé es exactamente la de los iconos bizantinos, la cual es muy compleja y exigente, ¡pero da sus frutos! Tras un par de meses de dedicación y paciencia, obtienes obras de calidad duradera y bastante espectaculares.

Te agradezco la acotación acerca del origen del nombre de Silvia... ya me latía que tenía que ver con la plata, de alguna manera.

Es un gustazo verte en este rinconcito.

Un beso hasta la hermosa Extremadura.