lunes, 27 de junio de 2016

"Eleanor Rigby". Óleo s/ tela. 80 cm x 60 cm

 Saludo a todos. 
Ante todo, quiero explicar mi prolongada ausencia de mis UMBRALES, la cual se debió a una conjunción de factores ajenos a mi voluntad. La Vida nos lleva a ratos por derroteros insospechados, obligánadonos a atender otros frentes que se convierten en prioritarios y restándole tiempo a otros que antes nos ocupaban.
 Pero a todo hay que adaptarse, y aunque no he estado entregada a publicar en mi blog, esto no significa que haya dejado de trabajar en mi quehacer por excelencia: la pintura. Resulta que comencé desde hace más de tres años una nueva serie de cuadros al óleo, los cuales se refieren a imágenes que me sugieren las canciones de mis queridos Beatles. Estoy trabajando empeñosamente en esta Colección, como un homenaje a estos genios de Liverpool que han llenado mi vida de momentos felices y me invitan siempre a reflexionar acerca de muchísimos temas existenciales. 

 Comenzaré por presentar el primero que realicé: "Eleanor Rigby". Esta canción siempre me resultó enigmática. ¿Quiénes eran esas lonely people? ¿Cuál sería el aspecto físico de la protagonista, en qué edad la representaría? ¿Y en qué escenario? Me intrigaba qué había querido decir su autor con la frase "wearing a face that she keeps in a jar by the door". 
Lo que sí supe desde un principio era que se trataba de una canción triste, y que Eleanor era una persona solitaria. Tras mucho cavilar, llegué a esta imagen, en donde ella se ve respresentada en diversos momentos de su vida. También incluí las figuras del Father McCkenzie, cuya sombra aparece al fondo, y de una serie de lonely people, gente solitaria de distintas épocas que deambula entre los corredores... Aquí se las brindo, y mencionaré que cuando la pinté se la dediqué mentalmente al gran Paul McCartney, quien la compuso allá por los años sesenta.

 https://youtu.be/kE-VRFWmHJ4

viernes, 11 de enero de 2013

Alegoría del Unicornio

"Alegoría del Unicornio"/ Realizado en temple sobre madera con aplicación de hoja de oro/
 90 x   135 cms (medidas totales)


Me alegra mucho poder presentar finalmente este trabajo, que me llevó un año terminar. Se trata de un tríptico antiguo de los denominados "altares domésticos", cuyas dos alas laterales se encuentran profusamente labradas en madera, lo cual se observaría al cerrarlas sobre el panel central. El mueble sobre el que pinté tiene una antigüedad aproximada de 100 años.

Mi proyecto comenzó hace 10 años, cuando me encontraba de viaje en Paris con mi hijo. Fue así que visité el Musée du Moyen Age en Cluny, en donde presencié estupefacta los famosos tapices flamencos de "La Dama del Unicornio" (siglo XII) que allá se despliegan.

¡Qué maravilla fue para mi presenciarlos! Desde aquel momento formulé mi deseo de hacer alguna vez un cuadro alusivo, y hasta ahora lo pude realizar. Basándome en los 6 tapices originales, hice mi propia composición y selección, resultando esta obra que ven ante ustedes.

Se trata de una alusión a los cinco sentidos: la vista, el oído, el olfato, el tacto y el gusto. En cuanto al sexto sentido, hay polémica, pues algunos estudiosos afirman que es el amor, otros aluden a la intuición y algunos más creen que puede tratarse del "sentido común".
Tiene infinidad de detalles, que pueden observarse con cuidado; la vista se expresa por los colores; el oído, por la música (el arpa y el canto de los pájaros); el olfato, por el aroma de las flores y por la esencia de perfume que porta una de las damiselas; el gusto, por las frutas y el tacto a través del gesto de la Dama principal tomando en sus manos el cuerno del Unicornio.

Hay mucho más simbolismos. Por ejemplo: el león simboliza las fuerzas materiales y telúricas, mientras que el Unicocrnio representa la fantasía y los ideales. Cada animal expresa alguna virtud: el perro, la fidelidad; los conejos, la fertilidad; el zorro, la sagacidad; la oveja, la docilidad, etc...

En cuanto a las figuras, todas son femeninas. Esto nos habla de que aún en la Edad Media se ensalzaba la femineidad con todas sus virtudes y características, como por ejemplo la fertilidad, la belleza, la elegancia o la gracia.

El entorno alude al Jardín del edén. El cofre de joyas alude a las riquezas externas e internas, es decir, a lo que más brilla. El Ave Fénix se refiere al renacimiento, las golondrinas del fondo al paso de las estaciones; la paloma, a la paz...

¿Qué más ven ustedes ahí? Me encantaría que lo comentáramos juntos.
Sólo añado una cosa más: que la chica vestida de amarillo es mi hija. ¡Sí! Desde el inicio de mi proyecto hace tantos años, yo tenía la convicción de que deseaba retratarla en este cuadro, y lo logré. Fueron largos meses de arduo trabajo y pacuencia, pero me siento satisfecha de haber alcanzado este sueño poritanto tiempo acariciado.


domingo, 2 de septiembre de 2012

martes, 28 de agosto de 2012

Los Pensamientos Perdidos...


"JARDÍN DE PENSAMIENTOS"

Mi colección de acuarelas recientes, antes de llevarse a enmarcar...


Ay, Amig@s querid@s:

Esta vida nos pone a veces una pruebas desconcertantes, ¡tan fuertes que nos dejan completamente sorprendidos e incapaces de replicar!

Lo que les voy a contar es un hecho verídico. Verdaderamente, parecería  ser a primera vista una narración de ficción, pero me sucedió a mí hace un par de días...

Tras siete meses de trabajo dedicado, delicado y arduo, llevé finalmente a enmarcar mi colección de acuarelas. Me corría cierta prisa, pues estoy comprometida a una exposición de mi obra para dentro de una semana y media.* ¡No se imaginan la felicidad que me entra a mí en esta etapa de mi trabajo, que es la de ya ver "cuajada" mi labor de meses o años!

Bueno, el caso fue que al ir a recogerlos a mi marquería de toda la vida, me encuentro con la siguiente noticia: que le habían entrado a robar al dueño del negocio, llevándose todas sus máquinas y herramientas.("¡Pobre hombre!, me dije, qué barbaridad"). Y a continuación, me informa que también se han robado mis cuadros!!!! 

Por fortuna, no se llevaron todos; me dejaron 7 (¡qué amables!). 
Otra cosa buena es que pude hacerles esta única fotografía, de todos los cuadros en conjunto.

¿Qué podía yo hacer? Mi reacción fue bastante serena, dentro de toda la desgracia. No sólo era su irreparable pérdida, sino que está en juego también mi compromiso con la institución en donde expondré próximamente. Pero lo tomé con filosofía, entendiéndolo como un ejercicio de desapego.
Al ver esta imagen, gozo y sufro a la vez, pues los recupero de una forma y los vuelvo a perder de inmediato. Me duele en un lugar muy cercano al corazón, pero al mismo tiempo me da un gran gozo verlos aquí reunidos.
Ya se los iré presentando uno a uno (de los que quedaron...). De momento, sólo les digo que se trata de estas bellas flores llamadas "pensamientos", y así los pinté con títulos e imágenes alusivos a esos fugaces pasajeros de nuestra mente: los pensamientos... Algunos de sus títulos particulares son: Pensamientos esbozados, pensamientos sombríos, laberinto de pensamientos, lluvia de pensamientos, pensamientos viajeros...un gran pensamiento, etc...

En el robo, también volaron por el éter estos cuatro estudios de flores...



Medían 50 x 40 cm...

He querido compartir con ustedes este  insólito episodio.
¿Cuándo se imaginaron que fuera posible que nos "robaran nuestros pensamientos"?



lunes, 23 de julio de 2012

El Árbol y Yo

"Amate Amarillo/ Pintura al Pastel/50 x 70 cm

Este magnífico árbol crece cerca de mi casa.

Nunca dejo de admirarlo cuando paseo a su lado, pues es toda una lección de vida. Me hace caer en la cuenta de que somos parecidos, pues participamos de dos tiempos simultáneamente: tenemos, como él,  una existencia "lineal" que va desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte. Por otro lado, seguimos una secuencia "circular", pues vivimos las estaciones una y otra vez, cíclicamente. Hay momentos  -como el que retraté- en que apenas empiezan a brotar nuestras hojitas; más tarde, nos llenamos de una frondosa copa que cubre todo el tronco y las ramas, cargando incluso frutos, para regresar al momento de tirar nuestras hojas y quedar prácticamente desnudos... Extendemos nuestras ramas hacia arriba, buscando el cielo y con ello la perfección, y al mismo tiempo nos aferramos a la tierra, clavando nuestras raíces en sus profundidades.
Contenemos un mundo entero en nuestros recovecos, constituido por infinidad de partículas pequeñísimas e insospechadas, pero también nos expandimos hacia afuera, cobrando espacio... y tiempo. Nos vamos vistiendo de diferentes colores en cada época del año, pero nuestra esencia sigue siendo la misma.


Me gusta pensar así, porque me hace ver que todo es relativo. Cuando me sobreviene esa especie de dolor existencial que supone la inminencia de la muerte al final de mi camino, lo contrapongo a esta otra modalidad de la vida y encuentro en ello consuelo.
Todos aprendemos de todos, y en ello radica la riqueza de existir.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Pensamientos

"Extraños Pensamientos"/ Pastelóleo sobre cartulina Cansson/ 60 x 40 cm

Quienes hayan seguido mi blog desde sus albores, tal vez recordarán este cuadro tan especial para mi.
Ahora lo vuelvo a publicar, porque está cobrando nueva actualidad: tras largos años de haberlo realizado, lo retomo como  generador de toda una nueva serie de obras relacionadas con él. 


Por  causa de problemas técnicos (descompostura de mi cámara fotográfica), se me ha complicado mucho el subir aquí mis cuadros recientes. Pero esto no quiere decir que haya dejado de pintar, ni de hacerme constantes reflexiones en torno a la vida y al arte. Estos  "pensamientos" que cruzan mi mente se han ido plasmando en imágenes, mismas que presentaré en una exposición próxima.


Pues bien, en tanto resuelvo el problema logístico, anoto aquí que se trata de una serie de obras derivadas de esta matriz que es Extraños Pensamientos. Todos los cuadros que he pintado de flores me agradan, pero este siempre ha tenido un influjo especialísimo sobre mí. De hecho, nunca me he podido desprender de él, y lo miro todos los días en mi pared. Me conduce a ver un universo diferente, un tanto surreal y muy vivo. Me intrigan esas nubes del fondo, lo mismo que la madera de la mesa sobre la que está posada la jarrita de talavera.... y esas flores, esos pensamientos tienen algo extraño  que invita a dejarse llevar. Y lo que me fascina es que el nombre de esta flor también signifique algo que está en el mundo mental: los pensamientos. Ideas e imágenes que recorren mi mente y mis manos resuelven en el lenguaje de las acuarelas, el temple, el óleo o las tintas chinas.


Ya iré publicando los nuevos poco a poco, pero al menos quiero darle su lugar al original, que es como la madre de los demás. Espero me acompañen en el trayecto.