viernes, 10 de abril de 2009

"Morados, Azules y Amarillos"

"Extraños Pensamientos"/ Pastel-Óleo sobre Papel/ 33 x 50 cms

Esta vez, el peregrino se ha detenido. Fue disminuyendo su paso lentamente, hasta que no se movió más: al asomarse a esa ventana, algo intrigante llamó su atención.

<<¿Qué tiene de especial esta escena?>>, se dijo, mientras sus ojos miraban una jarrita de talavera posada sobre una mesa que contenía un ramo de pensamientos. Todo era aparentemente normal.

¿Normal?

Pues sí, pero no. La manera como se integraban los objetos entre si, sus colores y contornos... se dio cuenta de que todo participaba de la misma clave de color, entre morados, amarillos y azules con blanco. ¡Y ese fondo tan extraño!

<>>, pensó, <>>

Y estoy de acuerdo con él: esta escena tiene algo surreal. No sé, tal vez...

18 comentarios:

Rayuela dijo...

Estoy de acuerdo con tu peregrino!
Los pensamientos son tan extraños como el fondo.
Tensan,tensan, lasnubestensan, y el jarrón está a punto de ...levantarvuelo!
Vuelosurreales inician tus pensamientos!

Mil besos,morados, azules y amarillos...

Antonio Castellón dijo...

Hola, Liz.
Lo extraño que yo veo en este cuadro es algo muy simple, pero que introduce el elemento "mágico".
Y es que esa mesa con jarrita y pensamientos está ¡por encima de las nubes!
¿Pertenece quizá a la casa de un ángel?

Por cierto, me encantan esas flores, los pensamientos.

Un abrazo con nubes.

LIRIO dijo...

Rayuela.

Es verdad, hay algo inquietante en este cuadro. Lo describes bien, tú ves tensión y percibes algo extraño.
No en vano lo bauticé con este título: tiene una cualidad que me recuerda de algún modo a Magritte; me conduce a regiones surreales y me pareció un Umbral adecuado para iniciar un recorrido por el realismo mágico.
Bienvenida una vez más a esta etapa del viaje.

Muchos besos también para ti.

LIRIO dijo...

Hola, Antonio.

Me parece sumamente interesante lo que dices. Nunca lo había percibido asi, pero tienes razón: hay una inusual combinación de los planos en esta escena, que hace que se mire como tú indicas.

¡Qué divino pensamiento cruzó por tu fecunda mente, al imaginar que era la casa de un ángel!
¿Y por qué no?

Y es que estas adorables flores (yo también las siento muy cercanas) no sólo tienen formas y colores únicos, sino que además tienen un nombre especial: pensamientos.
De hecho, tengo toda unba serie de cuadros pintados a partir de los diversos "pensamientos" que me sugieren.
Ya se los iré mostrando, tal vez... Pero definitivamente éste fue el primero que me invitó a abrir las puertas del surrealismo.

Besos desde este ámbito, compañero de regiones mágicas.

isis de la noche dijo...

pues quizá que las flores no solo se llaman pensamientos.. quizá son, en verdad, pensamientos.. pensamientos que se han elevado hasta las nubes...

Quizá este cuadro es un pensamiento.. una idea detenida en el tiempo y en el espacio.

Quizá son pensamientos que están al borde de un abismo, listos para saltar y volar por esas nubes, para llegar a tu mente y ser pensados por ti.. En ese caso, veo que te has adelantado... los has captado justo antes de nacer, de manifestarse..

Para mí, esto no es surreal amiga.. es magia pura!!! Un vistazo a ese mundo donde todo es potencial... un lugar que a veces sentimos.. y tal vez las imágenes que nos sugiere sean solo símbolos, de lo que estamos conociendo..

un placer haber volado contigo... una vez más ;)

besos, amiga!!!

mardelibertad dijo...

Sueño o magia un bonito jarrón con sus flore de color encima de una mesa u volando sobre las nubes en un cielo azul.
Besos

lunaazul dijo...

No sé si es un mar de olas o un cielo de nubes. Si es cielo qué alto están el jarrón como vuelan los pensamientos. Y si es mar quisiera trajarse las flores y la ventana no parece de una casa o es una casa navegando...

Precioso, mágico y sugerente.

Besos

LeeTamargo dijo...

...El contraste de color entre amarillos y morados consigue que los pensamientos armonicen, tal vez sea ese el componente "extraño" del cuadro, frente a un fondo de cielo sin fin. El efecto destaca además por su sencillez, Liz, me gustó la forma en que trataste las flores...
SALUDÁNDOTE: LeeTamargo.-

LIRIO dijo...

Hola, Isis de la Noche.

Pues extraordinario lo que dices.
Este cuadro es realmente intrigante, pues en verdad da lugar a este tipo de preguntas como las que formulas:
¿serán pensamientos que se han elevado a las nubes?
¿Será tal vez que provienen de ellas?
O bien, ¿ habrán quedado suspendidos en el tiempo y/o en el espacio?

Quizá. Pero lo más sorprendente de lo que comentas es que los he captado antes de manifestarse... No tienes idea de hasta qué punto coincido contigo en esta apreciación. Aunque ahora no hay tiempo ni espacio para explicártelo, sólo te diré que eres toda una visionaria. Es una laaarga historia, amiga, que tal vez te cuente algún día.

De momento, te felicito y te agradezco tus impresiones, y te envío muchos pensamientos bonitos de amistad.

Un beso

LIRIO dijo...

Querida Mar:

Pues yo tampoco tengo muy claro si ese jarrón está realmente posado sobre la mesa o está volando en forma de un ramillete de locos pensamientos, con esas extrañas nubes amarillas y moradas de algodón flotando también sobre el mismo cielo azul...

No, no lo tengo claro/ y es lo que me atrae tanto de este cuadro.

(Has de saber que es uno de los que siempre he querido más, y sentido más míos. )

Cariños para ti.

LIRIO dijo...

Luna Azul:

¿Un mar de olas? Mmmm, qué interesante punto de vista sugieres...

¡Y una casa navegando!
Insólita posibilidad, sacada de tu fértil imaginación y que no se me había ocurrido jamás.

Pero, ¿y por qué no? Todo es posible en este mundo del realismo mágico, en donde cada espectador mira lo que su individual personalidad prefiere.

Y eso es lo que me fascina.

Gracias por tu enriquecedora aportación.

Un beso

LIRIO dijo...

Lee:

Tienes razón al mencionar que los amarillos y los morados alcanzan una armonía.
Por lo pronto, en las mismas flores (o: pensamientos), se distribuyen de manera pareja los dos colores, además de ser un contraste de oscuros y claros... además, casi forman un círculo o esfera perfecta, que se "repite" de alguna manera en la forma y tamaño de la jarrita. Ésta, a su vez, siendo esencialmente blanca con detalles azules, también participa de esa gama morada y amarilla/ lo mismo que esas extrañas nubes que tú ves extendiéndose en un cielo infinito.

Esta pintura la realicé, por cierto, mucho tiempo antes de saber que el amarillo y el violeta son colores complementarios en el disco cromático.
¿Será que "me adelanté", como bien sugiere Isis?

Es complejo.
Pero es un buen tema para reflexionar, ¿no es asi?

Gracias.
Un abrazo "flotante" para ti.

Azul dijo...

Creo personalmente, eran algo más que pensamientos...y es que quizá, eran comprensiones venidas más que de la mente... del corazón.

Yo como el peregrino me detengo, y me digo: "Asoma el mirar al sentimiento y concepción de la bella pintora de umbrales".

Un abrazo de colores.

LIRIO dijo...

Azul:

Me encanta lo que dices. Denota una profunda comprensión de mi y de mi obra.

Porque a fin de cuentas, aunque el producto final de mi quehacer sea de orden plástico y visual, en su origen hay siempre sentimientos.
Me da mucho gusto que así lo sepas "leer".

Un abrazo también para ti

estherpino dijo...

Hola amiga, es un cuadro precioso, y tiene algo de irreal, de mágico. Tal vez sean las curvas de las nubes, parecidas a las de los pensamientos. Esas formas dan la sensación de que las flores, o todo el conjunto, va a echar a volar de un momento a otro, como si estuvieran en el jarrón por poco tiempo.
Esta peregrina mira por la ventana y ve a la pintora moviendo el pincel, etérea, casi levitando...eligiendo cuidadosa los colores para transmitir lo que hay en su corazón.
Un abrazo, volvemos al camino...

LIRIO dijo...

Hola, Esther.

Tocas un punto nuevo, interesante como todos los demás: que las curvas de las nubes corresponden a las curvas de las flores. Mmm, es cierto, posiblemente. No sé bien qué es, pero efectivamente tiene algo irreal esta escena, tal como se lo sospechaba el peregrino desde el principio..
Cuando comentas que los pensamientos están a punto de salir volando fuera del jarrón, percibo que has introducido el factor Tiempo entre las variables, lo cual también es digno de reflexionarse.

Pero lo más bonito fue que me hubieses imaginado a mi, moviendo el pincel mientras casi comienzo a levitar.

Fascinante.

Un abrazo fugaz, en tanto me quedo cavilando en tus pensamientos.

El tuareg dijo...

Quizás tu pergrino observó lo que yo vislumbro, un ramillete de pensamientos ingrávidos flotando en ese cielo azul con nubes de algodón, y se dijo, mi pensamiento como el de muchos es un estar en medio del cosmos que mas temprano que tarde se precipitará en alguien para formas bosques de entendimiento y complicidad, mas si no fuera así se quedaria en el desiero , en un pozo esperando que un viajero sediento de saber beba de él.
Un beso mujer. Tu cuadro bellisimo, y el cielo azul maravilloso. Si, es subrrealista, pero también muy racional.

LIRIO dijo...

Tuareg, mi amigo Pensador:

Gracias por haber venido y participar.

Me quedo esencialmente con tu frase "... para formar bosques de entendimiento y complicidad".
Qué bonito sabes decir tú las cosas, dando siempre en el blanco: porque tienes el don de tener una visión estereoscópica,que ve más allá que otros.

Pero bueno, aparte de eso, me dejas perpleja con lo de que mi cuadro es surrealista, pero también muy racional. Habría mucho que decir al respecto, pero en esencia, así es. Sin embargo, déjame puntualizar:
Cuando lo ejecuté, fue un llamado totalmente intuitivo y espontáneo, asi como irracional. Lo "racional" vino después, cuando intenté explicar mi propio desvarío (proceso en el que continúo ahora mismo, tiempo después de pintarlo).

Un abrazo agradecido

Liz