viernes, 3 de abril de 2009

"El Arriero Va"

"Tecoac Arriba"/ Óleo sobre masonite de Liz Hentschel/ 40 x 60 cms

Ya ha pasado esa etapa de sequía y de sol cegador. Nuestro peregrino ha seguido su andar, sin prisa pero sin pausa. Intuía, confiaba en que vendrían tiempos mejores. Ya no va solo, empieza a escuchar ruidos a su alrededor, pasos que vienen a su encuentro.

¡Ah! ¡Qué frescura se siente tras esa lluvia bienhechora! Las hojas de las plantas reverberan como chispas de luz, y escucha el chapoteo de sus pies en los charcos que se han formado en el empedrado.

Su viaje continúa, por la calle Tecoac hacia arriba. Mira de frente, y descubre al arriero que guía a su recua de caballos. Hay muchas ventanas y portones a los que asomarse, y las escenas que ve por ellos le hacen entretenido su peregrinar.

¿A cuál de esos umbrales decidirá entrar ahora?



16 comentarios:

Isis de la Noche dijo...

Liz querida...

Me ha llenado las pupilas con estos maravillosos colores. Me he quedado contemplando, en grade, cada detalle de este cuadro que me encantó. No sé cómo explicarte la sensación de sosiego que me ha producido entrar en tu cuadro y levantar la mirada al cielo... ese cielo del que está pintada tan solo una parte pero, el cuadro tiene tanta alma, que al quedarme contemplándolo me ha llevado hasta ese senderito... Y ahí, he alzado los ojos y he visto más de ese magnífico azul intenso..

Alma.. es lo que tiene cuadro amiga... Has pintado el sonido del viento entre las ramas, el delicado aroma de las flores que se diluye en él y hasta el eco de los pasos que el arriero ha dejado sobre los charcos..

Me he sentado en una de las piedras para ver el follaje de los árboles desde abajo.. Es algo que me encanta hacer ;) Y sí... "las hojas de las plantas reverberan como chispas de luz"... Y se siente la frescura del ambiente.. Lo has captado maravillosamente!!!!

Yo de pintura no sé nada. Pero sé cuando las cosas tienen alma.. Y este cuadro la tiene. Y me ha hechizado. No puedo dejar de contemplarlo, amiga.. ¡me has embrujado! Tu cuadro es un conjuro de esperanza..

besos!!!

Antonio Castellón dijo...

No tengo palabras, Liz, las he perdido en esa calle Tecoac, junto a las flores que asoman por encima del muro.
Dice Isis que este cuadro tiene alma, y lleva toda la razón. Es un cuadro vivo, en el que no sólo están los colores y las formas, también están los olores y el aire, el sonido y el silencio, incluso brillan los sueños de la artista que lo pintó...
¡Ya hubiera querido Monet pintar así!

El título de esta entrada me recuerda inevitablemente a la canción de Atahualpa Yupanqui, pero sólo por el nombre, porque esa canción es triste y tu cuadro rebosa alegría.

Un gran abrazo, Liz, pintora de sueños que caminan.

LeeTamargo dijo...

...Me gusta la textura del óleo en el cielo y el efecto de luz que irradia alegría al paisaje. El caminante, sin duda, atraviesa por un hermoso tramo... SALUDOS, LIZ:
LeeTamargo.-

Rayuela dijo...

Extasié mis ojos ante tu explosión de color, de plantas y flores lujuriosas después de la lluvia.Pude oler el agua en la calle, y escuchar los sonoros pasos...Y espero en los umbrales...

Pintura y texto,maravillosos.

Un gran beso!

Tuareg dijo...

Si, el arriero intuye que vienen tiempos mejores, ¿duda? o ¿el sabe que el camino como decía Machado,se hace la andar?
Veo tu cuadro, y recuerdo imágenes pasadas de los pueblos ne la Andalucia de mi famulia, veo tu lienzo y tiemblo al igual que la higuera cunado viene le tiempo que presagia granizo, veo tu pintura y me digo cunata belleza , cuanto color , pero sobre todo ¡que azul!,y medito............
Quizás dudar, reafirma la realidad y la acerca más que nunca, enterrando lo que esperamos para consolidar lo querido. O por el contrario, poner una pausa en nuestras vidas nos da la visión global tan necesaria para optar por otro camino. Y ahí estamos, pero también queda una tercera posibilidad, gozar de los dos caminos anteriores, ¿dificil?, muy dificil, ¿valiente?, Valiente y cobarde, segun de que lado te pongas. Más yo no quiero renunciar a nada, la vida es única, solo la vivimos una vez, sólo una, y me la tomo, la bebo, la he bebido y la beberé a borbotones, al igual que siento, al igual que el arriero sigue su camino, impertérrito, sin desfallecer. Con el alma, los sentidos y el propósito de no herir a nadie.
Un beso mujer.
Un tuareg sabe que nunca podremos saltar fuera de nuestra propia sombra.¿o si?

Rayuela dijo...

Hola Lirio!

Tengo regalos para vos en mi Zigurat!

Un beso!

magaoliveira dijo...

Mi linda amiga, la maga se ha adentrado en esa calle, como una loca ha corrido pero de igual manera ha quedado con una honda tristeza. besos.

LIRIO dijo...

Querida Isis:
Es realmente maravilloso todo lo que me dices. No sabes hasta qué punto me han emocionado tus palabras y sentires. Escribes tan bien y con tan hondo sentimiento, que me transmites muchas cosas al leerte. Si tú ves "alma" en mi cuadro, yo sólo puedo estar feliz.
Me fascina que te hayas sentado sobre esa piedra. Quédate allí cuanto te plazca, debajo del follaje que se derrama en magentas por la barda. Aprovecha el frescor de ese rincón y repón tus fuerzas en tanto reinicias el camino.
Un abrazo muy grande.

LIRIO dijo...

"...y huaqueando a la sombra de los caminos/ el arriero va/ el arriero va".

Vaya, Antonio. Gracias de verdad por tus regalos esparcidos en forma de palabras. Yo creo que exageras al compararme con el maestro Monet, pero no deja de ser un halago fuera de serie. GRACIAS, amigo epistolar y hermano hessiano.

Efectivamente, como acertadamente mencionas, el título procede de esta entrañable samba argentina... pero el tono es otro en mi composiciòn. Quise con ella proponer un remanso agradable para el peregrino que posase sus ojos aquí.
Bienvenido de todo corazón a la calle Tecoac, que queda cerca de mi casa en Tepoztlán. ¿La habrás reconocido por alguno de tus viajes astrales?

Sí: hay veces que los sueños te llevan a caminar lejos, y hasta tienen la suficiente potencia para inspirarte a pintar, escribir o emprender alguna danza.

Un beso de bugambilias recién llovidas.

LIRIO dijo...

Lee:

Este rincón de la Red Cibernética se siente muy contento por tu presencia.
Gracias por pasearte por este trecho tranquilo del camino. El tuareg menciona en su intervención a continuación de ti que "...se hace camino al andar". Y no sólo tiene toda la razón, sino que con esta frase me hizo recordar que lo primero que leí tuyo, hace un par de meses, me atrajo especialmente porque hablabas de Machado. Y él es sin duda uno de mis ídolos literarios y me encanta compartir contigo esta inclinación a leerlo y admirarlo.

Asi que: seas bienvenido a esta pequeña "tertulia de amigos" a quienes nos gusta platicar del arte y de la vida.

Gracias.
Un abrazo para ti también.

LIRIO dijo...

Rayuela querida

Es encantador que mi pintura, siendo tan sólo una representación visual, te despertase también el sentido del olfato, el oído y alguno más... ¿Verdad que a veces es mágico el poder del arte? Pero claro: requiere de un espectador "activo", que esté con las antenas bien abiertas y se deje a si mismo "leer" más allá de lo visual.

Oye: y GRACIAS por ese detallazo que me obsequias. Lo tomo agradecida y conmovida. (Ahora comenzaré a intentar traerlo para acá y dejar que decore esta casa, lo malo es que eso me cuesta muchísimo trabajo... Pero te prometo que lo lograré, amiga).

Enhorabuena hasta la Argentina, mientras entono alguna otra frase de esta canción que amo, como por ejemplo: "...el sol juega en el brillo del pedregal". ¿Cantas conmigo?

Muchos besos para ti.

LIRIO dijo...

Tuareg de los desiertos:

Lo primero que quiero agradecerte es que hayas mencionado al gran Antonio Machado en tu comentario:"Se oye la voz de un poeta gritar" cada vez que uno lo evoca, y esos ecos han llegado hoy hasta este humilde blog cibernético gracias a ti.

Es buenísima la disyuntiva que marcas: ¿es que uno solamente intuye que las cosas cambiarán. o es necesario "hacer camino al andar", es decir, ponerse a participar activamente en la persecución de sus metas?
Yo creo que ambas respuestas contienen algo de verdad. Lo primero se llama fé o confianza; lo segundo, se llama trabajo.
Y este trabajo bien puede darse a muchos niveles,: físico, mental, manual, intelectual, espiritual... o social, cuando llegamos a incidir en el círculo de los demás miembros de nuestra comunidad.

Cuestión muy aparte es lo que tocas con respecto a mantener siempre viva la ilusión. Paralelemante a nuestra vida cotidiana y "visible" o "real", es imprescindible dar lugar también a la fantasía y los sueños. ¡Sí, Señor! Estoy 100% contigo. Creo que fue Goethe quin declaró que "Siempre es necesario un sueño para poder soportar la realidad".

¡Somos tan afortunados todos los presentes al ser artistas!Seamos escritores, pintores o poetas, tenemos la capacidad de entrar en los reinos de la imaginación para luego traducirlos, cada quien con el lenguaje que prefiere o que domina mejor.

Quà padre que te acuerdes de tu ancestral Andalucía al ver mi callecita. A fin de cuentas, no se trata de observar meros entornos externos, sino de hallar un Sitio interior que nos proporcione bienestar y paz.
Quédate con el azul, te lo regalo de todo corazón para que te bañes en él, pues sé perfecto cuánto amas ese color desde tu infancia entre los pueblos azules de Marruecos.

Un beso para ti

(Y sospecho que sí debe haber una manera de saltar fuera de nuestra propia sombra... con nuestra pura alma y voluntad)

LIRIO dijo...

Maga linda:

¿Qué te puedo decir?
Hay veces que nos sentimos débiles o lastimados, y en esos momentos encontramos muy pocos consuelos que nos saquen de esa sensación de tristeza...
Hacen falta, según yo, dos cosas muy importantes para lograr objetividad y volver a ver las cosas con una lente más positiva: la Voluntad y el Tiempo. Verás que cuando salgas del "ojo del huracán" en el que seguramente te encuentras, podrás ver el panorama más brillante y equilibrado. Tén paciencia mientras tanto, y llénate de INTENCIÓN y voluntad bien dirigida. Una poetisa de la talla tuya, además, tiene en sus manos otro recurso precioso: convertir su dolor en arte.
Y serás aún más fecunda que antes, estoy segura.
Te mando por esta ventanita todo mi cariño y solidaridad, amiga del alma.

Beni dijo...

Me abuelo fue arriero, mi madre bellos versos, escrbio a su padre, mas adelante los enseñare

LIRIO dijo...

Beni
No te imaginas el gusto que me sa el saber que tu abuelo fuese arriero. Me parece maravilloso que se dé una sincronía asi con el cuadro que pinté.
Ojalá alguna vez nos puedas compartir esos bellos versos de tu madre.
Abrazos

Poiésis dijo...

Miradas...

La libélula contemplaba el óleo,
absorta,
incapaz de decidir.
Besa entonces la flor indeleble
y prosigue el viaje,
habiendo reemplazado el ala rota,
por un trozo del alma de la pintora...

Tus ojos inventan a los míos. Tus cuadros son haiku en movimiento. Un abrazo arriera del sentimiento.

Eli.