jueves, 13 de octubre de 2011

Ángel de la Paz

"Paz"/ Acuarela y estofado de oro sobre papel/ 34 x 24 cm

Paso ahora a presentar mi nueva Serie de Ángeles Barrocos Mexicanos. Es mi más reciente trabajo, y en él intento reunir varios aspectos: pintura, arquitectura, escultura y música.

Y es que el estilo barroco es un fenómeno total, que abarcó todos estos campos del arte e incluso fue más allá. El bloque que inicio hoy se extenderá aproximadamente hasta el final del presente año.
En cada emisión hablaré un poco de cada uno de estos rubros, desarrollando una noción bastante amplia de lo que fue el arte barroco en general, y el barroco mexicano en particular.

Comienzo con este ángel, cuyo original es una escultura estofada realizada en México para la Catedral de Puebla, o, mejor dicho, Puebla de los Ángeles, que es el nombre completo de dicha ciudad. Data de finales del siglo XVI.

Este ángel respresenta las bendiciones que puede traer consigo la paz, llenándonos de calma y contento. Puede ayudarnos a reconciliar fuerzas opuestas en nuestras vidas, a encontrar soluciones a conflictos y paradojas y enseñarnos a vivir en paz con nosotros mismos. Se le invoca para pedir la paz a nivel individual, familiar, institucional, comunitario o , por qué no?, también planetario.







2 comentarios:

Antonio H. Martín dijo...

Pues ojalá ese Ángel de la Paz escuche nuestras oraciones, amiga Liz, porque hace mucha falta, en todos los niveles. Gracias por mostrárnoslo.
Y gracias también por descubrirme a este impresionante precursor de Bach, Heinrich Schütz, a quien no conocía.

Un abrazo.

LIRIO dijo...

Mi fiel amigo del árbol azul:
te agradezco tu visita, como siempre. Creo que ese "Ángel de la Paz" se está haciendo más y más presente: las manifestaciones pacíficas de anteayer abarcaron a todo el planeta... y así seguirán. Como hubiera dicho nuestro Lennon: Give Peace a Chance!
Qué bueno que te haya gustado este compositor; tiene unas cosas realmente sublimes.
Un beso