miércoles, 29 de diciembre de 2010

DE CARA AL AÑO NUEVO

Fusión"/ Técnica Mixta sobre madera/ 80 cm x 1m

Pinté una mujer entrando a un mar de plata, de cara al sol.

Quise que se diese una fusión entre ella y los elementos; la luz cegadora, el agua, y el aire la envuelven.

Comencé con un boceto humilde, en el que ya se adivinaban sus formas y gesto, para luego irlo elaborando a través de los meses.

No era sino un bosquejo ligero, realizado al carbón. Pero ya estaba el germen de lo que sería la obra terminada.

Y, ahora que hago cuentas, recuerdo que ese boceto lo comencé exactamente a principios del 2010, hace un año...

¡Cuántos meses me llevó su realización!

Fue arduo el trabajo de preparación de superficies, trazado, pulido, lijado, aplicación de diversas capas de creta, bool, pintura e infinitas hojas de plata que demandaron mucho tiempo y esmero...

Hubo momentos en que realmente dudaba si podría alguna vez terminar el cuadro. Era uno de los proyectos más ambiciosos que me había planteado jamás.

Pero cuando logré terminarlo, me sentí feliz y satisfecha.

Como dijo alguna vez una sabia maestra: "Todo trabajo trae fruto". Y así fue, pues mis esfuerzos dieron un buen resultado.

Así quiero encarar este año que comienza: con una actitud abierta, esperanzada y dispuesta a recibir luz, aire y cosas nuevas preciosas.

Lo comparto con ustedes, y les deseo lo mismo a cada uno : un año lleno de realizaciones y rayos luminosos.

Que su nuevo año esté pleno de brillos, de platas y de oros, y que sigamos sumergiéndonos en este mar virtual, compartiendo nuestra creatividad y cariño.

Hoy, tras tantos meses de trabajo arduo y perseverante, luce en la pared de mi sala... y a la hora del atardecer agarra unos tonos completamente increíbles, ¡exactamente como cuando el sol se pone en el mar! Esa es la magia del arte, y la satisfacción de un trabajo cumplido. A veces, la Vida es tan generosa, que te da Regalos inesperados; cuando vi sus reflejos dorados, quedé sorprendida: yo trabajé con plata, y lo que coseché fue oro (al menos esa fue la sensación que tuve al mirarlo aquél atardecer navideño).


FELIZ AÑO 2011, y que todos sus trabajos dén fruto.

16 comentarios:

isis de la noche dijo...

wow!!!!!!

qué hermoso y mágico instante!!!

Me ha fascinado.. Has logrado el 'pathos' ;) es increíble... bueno.. tus obras lo tienen; pero esta... esta es un instante puro de creación que ha logrado 'fundirme' en él...

Que nunca falte luz en tu camino querida amiga...

un abrazo inmenso!!!!!!!! y mis mejores deseos...

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

Liz:
Es un gusto visitarte de nuevo, después de una larga ausencia.

La pintura es grandiosa, es la primera vez que veo que nos cuentas como pasa una de tus obras por todos los procesos hasta el acabado final.

"Todo trabajo tiene su fruto", buena frase...
Yo también te deseo un prospero año 2011, espero que tengas salud, y éxitos en todas las actividades a las que te dediques.

Un abrazo.

Rosario dijo...

¡Tu trabajo ha dado fruto, es Precioso!
Te deseo lo mejor para este año nuevo, que todos tus deseos se cumplan.
Un abrazo fuerte, espero seguir contando con tu amistad, Rosario

LIRIO dijo...

Hola, Isis de la Noche, alma tan cercana a la mía a través del espacio y de los tiempos...

Es maravilloso lo que has captado al ver mi cuadro. Has logrado emocionarme mucho con tus palabras.
Qué bueno es añadir a las satisfacciones mencionadas la que redondea todo el trabajo: la apreciación de l@s espectador@s que, como tú, se sumergen en mis trazos y texturas.

GRACIAS, Amiga ecuatoriana, y que tu año nuevo te lleve por puros senderos de LUZ

LIRIO dijo...

¡Hola, Ronald!

Es un gusto verte de nuevo por estos entornos. Espero que tu ausencia no se haya debido a dificultades, sino a que te la hayas estado pasando de lujo, Amigo.

Te deseo también salud, alegría, amor y, ¿porqué no? también dinero en este año que comienza
Y un abrazo

LIRIO dijo...

Gracias, Rosario.
Hacía tiempo que note veía por acá. Recibo tus buenos deseos y te mando, de mi parte, muchos parabienes para el 2011.
Un beso

Adriana Alba dijo...

Entré a tu blog porque visito a Rayuela

... Y con que me encuentro?

Con fantásticos trabajos.

Ésta mujer que has pintado tendría que llamarse "Era", una maravilla, una Luz especial.

Pasaré seguido a que disfrute mi alma.

Felicitaciones!!

LIRIO dijo...

Gracias, Adriana Alba!
Un placer tenerte por acá, y recibe un cúmulo de buenos deseos de mi parte para ti, en el Año Nuevo.

Besos desde México

Rayuela dijo...

el oro apareció porque pintaste con los pinceles del alma.es una obra impactante!

desde mi mar soleado, te mando mil besos, y hago míos tus deseos*

LIRIO dijo...

Silvia:

Ya te había platicado sobre este cuadro desde hace muchos meses, ¿recuerdas? Y te dije en aquél momento que me hacía asociarlo a ti por una sencilla razón: eres mi única amiga que vive en Mar de Plata, allá lejos en las cosatas argentinas, en donde también vivió y murió, por cierto, la gran Alfonsina Storni...

De modo que queda asentado aquí que va dedicado, de alguna manera, a ti.
Las palabras que me has dejado acá son hermosísimas.
¡Gracias! Y que este año que se inicia todo brille para ti y todos tus seres queridos.
Un abrazo

Antonio H. Martín dijo...

Me impresiona tu cuadro, amiga Liz.
No sé qué decir, excepto quizá que es como una Eva que intenta volver al Edén, reconciliándose con el padre Sol.
Es la Mujer, abrazada por las aguas del mar infinito, por la luz y por el aire, intentando volver a esa "fusión" con el todo.
La imagen es como un icono místico, como el retrato de un momento sublime. El momento del reencuentro con el origen, de la vuelta al paraíso perdido.
Su desnudez es símbolo de la entrega total al destino, y significa... "Tómame, soy tuya, y tú eres mío."

Hermosa forma has elegido para despedir el año viejo.
¡Feliz Año Nuevo!

Un gran abrazo, amiga pintora de sueños, y que las ondas de la vida sigan abrazándote.

LIRIO dijo...

Gracias, Antonio.
Es una belleza todo lo que has venido a escribir aquí. No me extraña, conociendo la profundidad de tu mente y la magnitud de tu sensibilidad.
Que sea un gran año para ti, Amigo del Árbol Azul.
Un abrazo enorme

Eli dijo...

Es una obra que nos crea conforme la recreamos. Como el nuevo año nos inauguras con cada 360 grados de belleza que celebras. En este cuadro creas movimiento, una fuga que en todas direcciones nos erige.

Veo un ojo en el firmamento, incienso que mide cimas, es el tamaño del sueño, su verdadera medida. Y en ambas manos del fuego, iris vírgen sin espinas, ofrece su rosa a un cielo, empozado en su pupila. TQM.

ROBER dijo...

Hermosa pintura Lirio. Comprendo tu entusiasmo, has descrito muy bien los días que transcurieron y los distintos esfuerzos y matices que fuiste dando a la luz, a la de los ojos. Sin duda cumpliste con el fin que te habías propuesto, y esa satisfacción por la obra creada que se siente, se renueva cada día o cada ves que ves tu pintura. En ella hay muchos momentos de tu vida, muchas elecciones que debes hacer para optar por uno u otro medio de expresión.
Ma alegra tu felicidad de dar a la luz la creación de tus manos y tu mente, porque eso es lo que somos a veces, creadores, lo que nos acerca al fin supremo que tiene todo ser vivo.
Un abrazo

LIRIO dijo...

Eli, maravillosa Eli:

Lo que has venido a vertir aquí es casi un Himno. Así lo siento, pues está lleno de fuerza e impregnado de grandeza.
Me siento realmente halagada al leerte, y espero poder crecer hasta las alturas que tú pintas con tus palabras.

Te deseo un Año Nuevo pleno en todos sentidos: salud, armonía, comprensión y mucha, mucha creatividad... !Ah! Y que el 2011 nos permita seguir cultivando esta bella amistad, la cual ya va ganando en antigüedad.

¡2011 besos para ti!

LIRIO dijo...

Rober:

No sabes cuánto me ha alegrado tu visita a esta morada, ahora que comenzamos un nuevo ciclo en nuestras vidas.
Tiene mucha profundidad tu comentario, y me da una especie de felicidad leerlo.Gracias.

Yo te deseo a ti un año sin sobresaltos de ningún género y lleno de realizaciones personales. Que nunca te abandonen la salud ni el buen ánimo que se requiere para dar rienda suelta a tu creatividad.

¡Un gran abrazo, amigo!