jueves, 8 de julio de 2010

Incesante Fluir

"Destellos de Luz en el Río" (Fragmento)/ Técnica Mixta sobre Madera/ 50 x 35 cm


El agua en su fluir

también sabe...


Sabe de ayeres y mañanas

que se suceden

y seguirán

sin fin.


Recodo de un río,

insondable misterio

en movimiento

que refleja

-incoloro/ indoloro/ insaboro-

los colores quebrados

de su entorno


y cobra vida.


- ° -


(Azul de mis días,

rosado de tierras

con verdes-dorados

de ramas

de esperanza...

y negro

de mis noches,

de mis dolores

y de mis ausencias.)


L. H.

Jul '10


14 comentarios:

anabel dijo...

El río es como la vida, con sus detellos de luces y sombras, con sus insondables misterios y sus espejos cristalinos...Un devenir constante sin saber qué habrá a la vuelta del recodo.

Preciosas las palabras y la imagen.

Un abrazo y hasta la vuelta de las vacaciones.

Eli dijo...

Elementos truecan,
memorias por deltas
y semillas que no cesan,
reflejan, cortejan, reverberan,
son rebeldes con promesa,
reúnen antípoda estrella
o profecía con profeta,
son poemas de probeta
o verdades resurrectas.

Elementos pescan,
sombras de súbita transparencia,
espectros cuya luz se niega,
a sucumbír sin pelea,
porque la noche es disuelta,
por sus máscaras abiertas,
cualquier mancha es una puerta,
en los ojos que el poeta,
instala en quien le contempla.

Elementos pesan,
lo que pesan sus mareas,
pecan, pescan, ruedan, sueñan,
hasta olvidar la materia,
que olas de olores vulnera,
mares de flores navegan,
como costillas en Eva,
que al Paraíso regresan:
respuestas sin piel expuesta,
antes y despué que fueran,
son las preguntas inéditas...


Liz querida, tu belleza hace del lienzo
un escaparate, que toma el alma
entera por asalto y la concilia,
hasta que la flor salte del barro.

Besos.

Antonio H. Martín dijo...

Liz, ¿nos dejarás ver el cuadro completo? Porque este fragmento nos deja con sed de más.

Ay, el fluir del río...
Reflejo de nuestras vidas, de toda vida. ¿Recuerdas el río de Vasudeva? Seguro que sí. Ahí aprendió Siddharta el conocimiento.
Dicen que el río es la imagen del tiempo, y yo digo que el río es, nada más y nada menos, que la misma vida. Todas las voces y todos los gestos están en él. Sólo hay que saber escuchar su rumor para comprender. Y los días y las noches, las ausencias y los encuentros, las luces y las sombras... todo ello está incluido en su corriente.
Quizá no nos guste tanta mezcla de cosas discordes, pero la vida es así, como un río interminable, y nosotros somos gotas que fluyen.
De lo que se trata es de sentir ese fluir, ese movimiento, que es de lo que estamos hechos.

Un abrazo.

LIRIO dijo...

Gracias Anabel, amiga poetisa.

Es de las pocas veces me lanzo públicamente a escribir una especie de poema... aunque sé que no es lo mío, pero me vino una inspiración a la hora de publicar mi cuadro.
Así que, celebro te hayan agradado mis humildes palabras.

Feliz Veraneo

LIRIO dijo...

Eli, Hada Divina:

Tus versos son tan hermosos, que me quedo sin posibilidad de respuesta.
Tan sólo agradecértelas, y desearte, una vez más, lo mejor de lo mejor.

Me quedo con la cadencia de tus rumorosas líneas, para saborearlas lentamente y a fondo.

Besos y más besos

LIRIO dijo...

Mi querido Antonio:

No sé cómo sucedió, pero no hallén en mis archivos la foto del cuadro completo, cuando publiqué este post. Pero, por suerte, en la Página Proncipal de mi blog, a la derecha, hay un pequeño recuadro entre los gadgets que proviene de mi Página de Artelista. Allí verás, si tienes paciencia, aparecer este cuadro completo; es el Número 5 de la secuencia. Observarás que no es muy distinto del Fragmento, aunque sí, tienes razón, es necesario verlo en su integridad.

"Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar...", dijo el poeta. Y se ve que tú lo has entendido a la perfección, pues tus bellas palabras lo reflejan.

Gracias por comprenderme siempre, Amigo del Árbol Azul.
Recibe un gran abrazo que fluye de aquí hasta allá.

isis de la noche dijo...

.. Y con colores y palabras has evocado el tiempo.

Me hace vibrar el sonido del agua (de los segundos) bajo los trazos (días) que parecen inmóviles en el cuadro (mundo) pero no lo están.. el movimiento tan solo se ha detenido un segundo para atrapar nuestra atención e invitarnos a disolvernos en las aguas y sentir ese fluir.. y sentirnos fluidos y sentir que nos disolvemos en el tiempo y que el tiempo nos lleva de viaje por la eternidad...


ah... qué refrescante 'zambullida' en tu pintura, tu instante..

besos!!!!

LIRIO dijo...

Isis querida:

Qué espléndida manera de describir tu experiencia con mis locos trazos, con mis destellos multicolores sobre fondo oscuro.
Eres realmente toda una filósofa, mi cara amiga.

Un beso agradecido y colorista

Rayuela dijo...

tus colores
son
mis palabras
mis colores
son
tus palabras
fluímos
en el
mismo
río

mil besos,amiga*

cristal00k dijo...

Y el río es sobre todo "presente". Pero uno, que contiene pasado y también futuro, depende de donde nos situe el fluir de la corriente amiga Liz.
Un beso.

P.D.: magnífico ese mercado!

LIRIO dijo...

Es maravilloso, Silvia, que, viviendo a tales distancias la una de la otra, y sin conocernos en persona, fluyamos en el mismo río.

Tú, aportando siempre tus notas lilas, que completan cualquier imagen, Maestra de los Vocablos Ingeniosos.

Un beso hasta Mar del Plata

LIRIO dijo...

Gracias, Cristalook, por navegar conmigo este trozo de presente, echando a veces ojeadas al pasado y soñando con ruturos posibles.

Ah! Y qué bien que te agradara mi superpoblado mercado: es éste otro espacio apropiado para entablar múltiples comunicaciones.

Y FELICIDADES por el triunfo de España en la Copa del Mundo.

Un beso

Alejo Urdaneta dijo...

Vi el incesante fluir del río, admiré el cintilar de la luz sobre el rojo o el verde, sobre el azul que se difumina. Vi el cuadro de cerca para sentirlo mejor y captar sus trazos maestros.
Luego leí el poema que describe lo mismo que hace el río, con sus tonos iguales a los del agua en eterno movimiento. Descubrí en cada letra la presencia de la poeta en su obra. Es lo que nos pasa al tener ante los ojos la huida del universo.
Escrbí esto acerca de los elementos: “En todo el juego poético está presente la constante oposición y síntesis entre la luz, el agua y la piedra. Se hace patente la dialéctica que los coloca en contrapunto de correspondencias. La luz es fija, inmaterial, fuego y hielo; es una manera de decir la eternidad. El agua es difusa, huidiza, informe; es la entrada en el mundo como un fluir constante y es la fusión de la nube con el éter; siempre en movimiento. En el centro está la piedra, está el hombre. ”
Liz, Lirio del agua, es la piedra rodeada de tanta fuerza que no podemos asirla en imagen perdurable. Lo logra la artista y nos llama la atención sobre nuestra pequeñez ante el continuo fluir del río de siete colores.
Un beso, amada amiga.
Alejo

LIRIO dijo...

Gracias, Alejo, por tu amplio y profundo comentario, que es todo un Tratado sobre los elementos.
Es increíble todo lo que bordas a partir de un pequeño fragmento de este cuadro mío, que tan sólo intenta reflejar las luces sobre la superficie de un río.

Gracias, Maestro.

(Me hiciste recordar aquél poema de Octavio Paz, "Agua/ Piedra/ Viento").

Te mando un beso con reflejos de lucecitas