martes, 8 de diciembre de 2009

El Cuaderno de Apuntes


Ahh, ¡qué suerte!

Se acordó que en el morral llevaba consigo su Cuaderno de Apuntes, así como un estuche de pinturas sencillo, apropiado para ir de viaje. Siempre que podía portaba consigo este equipo elemental de trabajo, por si en el camino se le antojaba repentinamente recoger una imagen, un estudio, un boceto de cualquier cosa que llamase su atención.

Cuando abrió los ojos, tras contemplar durante un rato aquél sencillo pero inmenso cielo, empezó a recorrer con la vista lo que había cerca suyo. Entre árboles, arbustos y hierba de todo tipo, se fijó con alegría en esas pequeñas flores azules que cubrían los campos en esta época del año: esas campanuleas que se extendían como enredaderas sobre las plantas, los troncos, los muros, las cercas... ¡eran tan bonitas!

Se puso a dibujar algunas, sueltas, simplemente para conocer sus tonos, tamaño y proporciones.




En el pueblo les llamaban quiebraplatos, extraño y divertido nombre que toda la vida le había gustado. ¿Por qué las llamarían así? No lo sabía, pero sí había notado que sus colores y su orla delicada se parecían a unos platos de peltre o loza muy comunes hacía algún tiempo, blancos con las orillas lila-azules, o rosas... El caso es que se volvió a maravillar al ver cómo se extendían a lo largo y ancho de las superficies, cubriendo la tierra de una especie de manto sutil, de este mismo color.

Luego, quiso estudiar la planta entera, su modo de crecer y ramificarse. Ya no las vió como entidades "sueltas" o aisladas, sino que se centró en observar eso que se ha dado en llamar el gesto de cada vegetal; su carácter, peso, textura, el modo como recogían los rayos del sol, etc... Fue así que ejecutó otro pequeño estudio de esta planta tan particular. Esta vez, tuvo mucho interés en contrastarlo contra lo oscuro de la tierra del fondo, y en vez de irse al detalle, como en el dibujo anterior, decidió tomar notas rápidas que se entretejieran entre sí para formar una especie de "tapiz" de color.





Siguió divagando en su mente, mientras lo hacía. "En inglés se les dice morning glory. Y es un nombre adecuadísimo, por cierto, ¡pues sin duda son la gloria de la mañana (aunque su esplendor era más longevo, pues se extendía mucho más allá de la mañana, hasta la tarde. Al acercarse la noche, se iban comenzando a cerrar una a una, formando un ballet silencioso muy particular)!. Se le ocurrió otra posible explicación para esta denominación: dada su forma de campanas o trompetas, podría aludirse con este término a el anuncio de la gloria en el reino celeste, manejadas hábilmente por ángeles o hadas invisibles."*




Pero de todos sus nombres, seguramente el más bello era el de MANTO DE LA VIRGEN. Verdaderamente, era fácil imaginarse un manto azul sobre la hierba y los troncos, que los acariciaba suavemente, impregnándolas de rocío.

...Y, ¿quién portaba ese manto?

¡Qué extraño! ¿Cómo era posible que ningún pintor antes hubiera pintado a una doncella cubierta con este tipo de manto? Al menos, él no recordaba haber visto nunca este tipo de representación...






Y fue entonces que concibió la idea de hacer un cuadro ahora que volviese a su estudio. La protagonista sería una joven con cierto aire mágico, como de elfo o sílfide, vestida con este manto vegetal...



* También puede llamárseles "estrellitas azules"(blue stars), "campanitas de boda" (wedding bells), "azul celeste" (heavenly blue o "platillos voladores" (flying saucers). En latín se llaman ipomea tricolor o violascea, y en japonés se les dice asagao, que significa "rostro de la mañana"
En náhuatl tiene tres nombres: tlilitzin o "negritos sagrados" (refiriéndose a sus semillas), coaxihuitl o "serpiente verde" y ololiuhqui. Esta última es una variedad mucho más pequeña de la misma familia, de tonos rosa-fucsia, que tiene propiedades alucinógenas.

(Se recomienda al lector clicar sobre las imágenes, para verlas agrandadas y así observar la textura del papel y de los diversos medios sobre él: acuarelas o pastel.)

20 comentarios:

Malvada Bruja del Norte dijo...

Miradas.
El pintor tiene una mirada mágica. El escritor observa mágicamente.
Ambos con sus cuadernos, lápices e imaginación y siempre esos interrogantes, que no paran de dar vueltas...

Me gusta especialmente tu primera idea de manto de la virgen, con esa mujer que se gira entre coqueta y curiosa, con ese rostro dulce y enigmático a la vez.

P.S.: Te doy toda la razón con las murallas cibernéticas :-)) espero que la próxima vez te sea más fácil su franqueo.

LIRIO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LIRIO dijo...

Malvada Brujilla:

Me agrada cómo describes las cosas, Amiga. Creo que tienes razón en todo.
Me encanta tu frase "lápices e imaginación".

Esa primera imagen que mencionas es la versión que ya pinté en mi estudio, basada en todas las notas que tomé en mi Cuaderno de Apuntes (los publicados y algunos más que ya no me cabían aqui, jeje.
Qién sabe qué especie de Hada- Doncella sea... eso de la aureola medio gótica y medio art nouveau se me ocurrió al final.
Siento que está ahí, como invitándonos a seguirla por ese sendero mágico...

Bueno, un beso decembrino para ti.

Antonio Martín dijo...

Gracias, Liz, por estas estrellitas azules.
Nada mejor que comenzar la mañana con esta delicia para la vista.
Prometo que cuando tenga una casa con jardín plantaré algunas campanuleas.
Y seguro que desprenden un lindo perfume.

Un abrazo, amiga pintora de sueños y encantos.

LIRIO dijo...

Gracias a ti, Antonio Martín...
por tu prtesencia y tus siempre amables gestos.
Un beso con emoción decembrina.

Poiésis dijo...

La luz robada a la luna por el agua, permanece en la figura, corporizando los destellos, mientras las aguas descienden despojadas de su gloria. El rocío entonces definido, vuelve a ocupar el lugar que le corresponde y la luz libre de su propio peso, junta los ojos de los dioses con los del hombre, hasta que ambos espejos estallan y derraman el aroma de la eternidad.

Felices Fiestas, Lirio Navideño. Un abrazo innumerable a tu infinita belleza.

LIRIO dijo...

Poiésis:

Me maravillo, una vez más, ante tu extraordinario Comntario.
Lo considero un Regalo muy grande, mi alma se eleva al cielo al leerte.

Ahora que se acerca la Navidad, es tiempo de regalos, lo sé, pero estas letras tuyas son ¡espectaculares!

Sólo puedo enviarte un gran abrazo, muy sentido, en agradecimiento por tan magnánimo gesto.
Y desearte lo mejor de lo mejor, en todo!

Besos como campanitas

isis de la noche dijo...

Qué bellos cuadros amiga!!!!

La Diosa en todo su esplendor...

Aquí tenemos una ciudad pequeñita, a los pies de un volcán, que se llama Baños. Ahí reina majestuosa la Virgen de Agua Santa... y se la representa con un manto semejante al que has pintado.. hecho de agua y de tesoros marinos ;)

Yo creo que es un resquicio de un antiguo 'paganismo', como llamarían hoy a la sabia creencia de que la diosa madre, la divinidad femenina, se manifiesta a través de las aguas y las flores...

Y en las imágenes que ha pintado en tu alma y que tú, con tu sensibilidad y talento extraordinarios, has logrado plasmar en papel..

Que la diosa siempre te siga acompañando, mi querida peregrina ;)

Y que tu ojo siga atento para captar su destello cada vez que te dé el encuentro ;)

un abrazo inmenso!!!!

Rayuela dijo...

Delicia absoluta,Liz.
Llego después de unos días de ausencia y encuentro esta perfecta descripción de la inspiración-composición artística.
Y tus azules, amiga,tus azules!

Mágicos azules, mágicas texturas,mágicos caminos recorro al atravesar tus umbrales.

(y a tus flores, aquí las llamamos,simplemente, campanillas)

Mil besos!*

LIRIO dijo...

Isis de la Noche:

Qué interesante lo que me cuentas de esa ciudad de Baños... Me encantaría ver una imagen de esa Virgen que dices, ¡debe ser especialísima!

No sé si sea demasiado pedirte que me envíes más datos, o una foto. Si no, trataré de buscarla en Internet.

Es cierto lo que mencionas de l culto "pagano" a la Diosa Madre, que ha existido entre los hombres desde tiempos inmemoriales, aún antes del Neolítico. Pareciera ser que forma parte de la naturaleza humana ancestral, y está inserto en nuestro inconsciente colectivo.
Me ENCANTAN estos temas, apelando a mi parte de antropóloga, estudiosa de la cultura en todos los tiempos y lugares.

Un beso con gotitas de rocío para ti, mi buena amiga ecuatoriana.

LIRIO dijo...

Rayuela, Silvia Platense:

Espero hayas pasado días lindos, en el albor de la primavera en tu país.
¿Dices que te gustan mis azules? Pues ya sabes que a mi me deleitan los lilas de tus letras, ese tono de fondo que siempre adivino al leerte.

Y eso de campanillas me suena precioso en su sencillez.
Nuestro idioma español, heredero del Arcipreste de Hita, Fray Luis de León y Cervantes, ha tomao en América muchas nuevas formas que la enriquecen, ¿no crees? El Continente Americano ha sido un edxtraordinario laboratorio de lenguas y costumbres.

Muchos besos color lavanda.

Alejo Urdaneta dijo...

He visto a tu Vírgen floreada de todos los colores. Me parece una creación muy bella, con el sentido que da la tierra y su plenitud. Es una Vírgen telúrica.
Acerqué la imagen para observar los trazos, y es curiosa la sensación que produce en el espectador: ve las pinceladas con una realidad propia, ndividualizada, y aprecia luego la fusión de los colores y los tonos de cada color en una sola entidad.
La Virgen Guadalupana es la conjunción del criollismo imperante en toda la América hispana, de aquellos que se atribuían la herencia de los dos imperios: El español y el indio. Con el mismo fervor contradictorio con que exaltaba al Imperio Hispánico y aborrecía a los españoles,el criollo también glorificaba el pasado indio y despreciaba a los indios.
Algo así se vivió en todo el dominio español cuando el criollo se distanció de la metrópoli para buscar poder americano, sin descuidar la diplomacia.
Tu Vírgen es americana, como lo es la Guadalupe.
Quisiera que me explicaras de dónde procede ese nombre dado a la Vírgen: Guadalupe-Tonantzin.
Bella tu obra, como todo lo que sale de tu ingenio.
Un beso, alejo.

LIRIO dijo...

Alejo:

Siempre tan interesantes y agradables tus comentarios.
Eres como un filón de metal precioso que nunca se acaba, que nunca termina de destilar conocimientos y belleza.
Gracias de veras por todo lo que declaras.

Y en esta ocasión, me dio un gusto especial que te hayas adentrado más en la materia del cuadro, para apreciar el grano del papel y el detalle de los trazos. ¿Verdad que es bien bonito el pastel? Acaba reduciéndose a puras partículas ínfimas de "polvo" de colores, con un carácter seco y aparentemente áspero, pero que le confiere atmósfera al cuadro. A mí me gusta por su opacidad (Claro, el óleo me agrada por su brillo, y la acuarela por su etereidad... cada medio ofrece encantos distintos).

Un abrazo enorme, en estos días de ambiente pre-navideño.

Alejo Urdaneta dijo...

Bello Lirio:
Cometí un error al decir que en el cuadro puede apreciarse la huella del trazo con el pincel. Tuviste la delicada manera de advertirme que es pastel y no una pintura diluída la que utilizaste en el cuadro.
Pasa con los legos que vemos el conjunto sin observar los detalles, y al hacerlo comentemos error.
Igual sería si confundiésemos un texto literario de narrativa con una pieza teatral o un poema versificado.
Perdona mi error y recibe mi gratitud por tu fina sensibilidad para decirlo.
Besos,
Alejo

Leo dijo...

¿Quien te ha vestido,
alma de la naturaleza?
La pintora que lo hizo
no vió tu cuerpo en la desnudez,
te parió con vestido, nacida,
de sus pinceles sin lujuria,
clara fuente de ansiedades
en describir el arco iris
brindado por nuestra madre
LA NATURALEZA.

Leonor.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Vengo a desearte una Feliz y Mágica Noche, que la LUZ de la Navidad ilumine tu hogar, tus manos, para que sigas regalándonos todo tu Amor y Arte.

Un abrazo muy fuerte y un beso enorme.

cristal00k dijo...

Hummm! siento insistir en algo que te digo a menudo... ¡que rabia me da a veces, no poder ver tus cuadros en su formato real. Hay algunos, como en este, en que es muy evidente que nos perdemos los matices que le dan ese encanto especial. Y aún así continua siendo delicioso. Y te destaco que, este, es un tema que normalmente no me involucra el ánimo.
Eres toda una artista querida.
Otro beso.

LIRIO dijo...

Leonor:

Disculpa si hasta ahora vi tu comentario... pasaron las fiestas y sus consecuencias, es decir, distracciones, excesos en la vida social y familiar, en las comidas, en las bebidas también, etc...Poco a poco voy retomando el hilo de mi trabajo, en este enero frío pero hermoso.
Has escrito poéticamente tu sentir, y quedó precioso. ¡Cómo te lo agradezco!
recibe de mi parte un ramillete de buenos deseos, como las flores azules del cuadro.
Que tengas un año espléndido, y espero seguirnos viendo por aqui.
Un beso muy grande

LIRIO dijo...

Mi buena Cristalook:
Sabes bien cuánto me gustaría acercarte mis cuadros hasta España... lo que pasa es que está muy lejooooooos! Conformémonos de momento con la versión digital de los mismos, que nos da pie para reflexionar sobre muchas cuestiones de la vida.
Cuídate de esos fríos, y dispónte a pasar un año lleno de parabienes.
Con todo mi cariño,
Liz- Lirio

LIRIO dijo...

Estrella:
Gracias -un poco atrasadas- por esos buenos deseos que has llegado a depositarme aqui, en la mismísima Nochebuena.
Recibe un cálido abrazo y mis deseos para que este sewa un año venturoso.
(Y espero seguirnos viendo por acá de vez en cuando, en tanto no pueda ser en persona).