viernes, 18 de septiembre de 2009

REFLEXIONES

"Reflexiones" (Autorretrato de Liz Hentschel)/ Óleo sobre tela / 60 x 80 cm


Continuando con este interesante tema de la Identidad, he de presentar ahora este cuadro.
No es que yo vea que tenga una relación directa con los sueños, pero sí con el inconsciente.

Hacer un Autorretrato es un trabajo serio. También es muy importante para todo pintor. Es un ejercicio de autorreflexión, de autocuestionamiento: ¿quién soy? ¿de dónde vengo? ¿a dónde voy?

Lo emprendí cuando consideré que había llegado a la mitad de mi vida. Estando a la mitad del camino, esta "peregrina" que soy se quiso retratar en pleno soliloquio. Como podrán ver, la misma pintura habita, desde que inauguré este blog, en la columna derecha de la presente Página.
El verso que aparece al calce de la misma, escrito por Carlos Gómez, expresa perfectamente los pensamientos, los extraños pensamientos, que cruzan mi mente.
No hay mucho más que decir... salvo que lo que se refleja detrás de mi imagen en el espejo es la misma escena que publiqué cuando inauguré esta bitácora: "Volviendo a Casa" (Marzo, 2009).





¡Ah! Y este pequeño florero, titulado "Bouquet", lo pinté una vez que terminé el cuadro anterior, ¡con las mismas pinturas que sobraban frescas en mi paleta!. De modo que, de alguna manera, es su compañero y complemento. Resulta sorprendente ver exactamente los mismos colores, pero manejados de diferente manera y en proporciones tan opuestas.

23 comentarios:

Alejo Urdaneta dijo...

Te observas detenidamente, como buscando huellas de la vida en tu rostro. Has echado sobre tu cuerpo un sayal que simboliza la humildad, para decirle a quien te contemple que esa mirada entre sonriente y triste denota el signo de tu alma.
¿Y los colores? Ellos reflejan también el ánimo radicado en tu espíritu: el color de la tierra en el traje y la luz que atardece en tus cabellos.
Los pliegues del abrigo son ásperos, igual que los del hábito de un monje solitario.
Si lo tuviera frente a mis ojos en la hora del último sol, este cuadro sería el libro abierto hacia el misterio.
Besos a la gran Liz.
Alejo.

Luisa Arellano dijo...

Tienes la facultad de removerme por dentro, Liz.

He estado disfrutando de tus pinturas y de tus sueños. Eres magnífica.

Te dejo las letras que han brotado al ver tu autorretrato. Tendré que trabajarlo un poquito, pero aunque esté en pañales quiero que lo tengas.

Con todo mi cariño

LIZ

En la penumbra azul se deshilachan horas
como flecos de colchas estáticas y cálidas
las preguntas reposan ahítas de experiencia
y un mullido jerséis tejido con ovillos de paz
cubre los miedos.
El futuro
delante,
detrás
quedan estrellas engarzadas en hilos invisibles
y broches poderosos,
tesoros del color de la tierra
y tizones de flores
que aroman la mirada.

**
Luisa Arellano

LIRIO dijo...

Alejo:

Una lectura profunda, la tuya.
Todo lo que declaras es cierto, y sabes interpretar bien el estado de ánimo de la Peregrina, la Andariega que soy... cuando pinté este RETRATO, realmente atravesaba por momentos trascendentales de luces y sombras, y ello se expresó también en mi pintura.
Y me pregunto: ¿qué es mi pintura? Es mi lenguaje, mi razón de ser, mi alter ego. (¿O no seré más bien yo el alter ego de ella?).
Este tema del "Desdoble", que representa al diálogo interno, me ha fascinado siempre. Ojalá haya ocasión de hablarlo con calma, porque lo amerita.

Mil besos, desde el otro
lado del espejo

LIRIO dijo...

¡Wow, Luisa!

Tu poema es espléndido, sentido, rico en imágenes de amplio significado y, sobre todo, empático.
Así lo he sentido, y quedo agradecida ante la maestría de tus palabras y tus muestras de cálida amistad. Misma que te devuelvo, como proyectada a través de un espejo, cargada de "tizones de flores que aroman la mirada".

Este pequeño salón de tertulias ha quedado honrado con tu visita.

roberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rayuela dijo...

Siempre me pregunté qué lleva a un pintor a autopintarse...y bien, me contestaste Liz.
Creo que la búsqueda de la identidad es algo que nos mueve a todos los seres humanos en común, a quien más, quien menos...

Y te veo allí, viéndote a vos misma, observándote...y yo pienso en una Liz atravesadora de espejos, que, después de atravesarlo, volvió con ese hermoso bouquet que corto del otro lado

Mil besos,amiga!
Llegar a esta tu casa es entrar a un lugar pleno de serenidad...

Antonio Castellón dijo...

Creo que así es, amiga Liz: hay un momento especial en la vida, un momento crucial, en que necesitamos mirarnos en el espejo para "volver a casa", ¿y qué es más casa que nosotros mismos?
Van Gogh se autorretrataba mucho, quizá porque buscaba esa casa que había perdido.
Pero tú se ve que te encontraste a ti misma fácilmente en ese espejo, porque luego añades el precioso complemento del "Bouquet".

Como dice Luisa: "quedan estrellas engarzadas en hilos invisibles..."

Gracias, Liz, por derramar tu luz en este sitio e iluminar senderos con tu buen arte, pleno de enigmas y también de respuestas.

Un abrazo.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Y fíjate que no es casual (las casualidades no existen), que te hayas dibujado en el baño (donde es la zona de aguas): Emociones, y pintas flores vivas, en un jarrón con agua, y aprovechando los mismos colores de tu paleta. Nos dices que lo pintaste en la mitad de tu vida, cuando hacemos balance, sobre ésta, sobre lo que hemos conseguido, sobre lo que queremos, sobre lo que conquistamos y lo que tendremos que conquistar. Y ahí están esas flores vivas: Nuevas ilusiones, proyectos, llenos de color...De Savia nueva y nueva Vida, con la experiencia que da seguir haciendo camino.

LIRIO dijo...

¡Pero Rayuela!

Qué privilegio es para mi el contar con tu hondo comentario. Créeme que lo que aporta cada uno de ustedes a la reflexión común en este espacio es algo que me emociona. Cada cual con su particular opinión y punto de vista, conforman un círculo precioso.
Tu sensibilidad es siempre especial, y conlleva sabiduría, y también delicada belleza.

Me sorprende y me encanta esa interpretación que traes: que atravieso un espejo y vuelvo después con ese hermoso bouquet que corté del otro lado. Es algo que no se me había ocurrido antes. Yo sólo sabía que ese bouquet era su "complemento"*, pero de ahora en adelante siempre tendré presente lo que dijiste. Es bellísimo. GRACIAS

Un abrazo cariñoso


*Además, es pequeñito, como de una décima parte de tamaño que el Retrato.

LIRIO dijo...

Antonio:

Hoy definitivamente has escrito como todo un Maestro Druida...

Se esconde mucha sabiduría en tu comentario: entretejes ideas y niveles de manera magistral.
Observo además, fascinada, cómo haces asociaciones con cuestiones aparentemente remotas, pero esenciales. Como por ejemplo, cuando mencionas en tu razonamiento el "volver a casa", demuestras guardar memoria de aquél mi primer post, con el cual inauguré UMBRALES. Y no sólo eso, sino que también llegan ecos de tu post "El Sitio".

Tienes una memoria prodigiosa. Amigo Azul, y me honras con tus hermosas palabras.

GRACIAS

LIRIO dijo...

Sí, Malvada Bruja... así es.
Quise ubicarme en la sala de baño, porque quería simbolizar algún tipo de purificación. Ya el mero acto de reflexionar profundamente sobre algo constituye una manera de "purificar" el alma. Y además, no la quise retratar totalmente quieta a esa agua, sino que como un poco removida.
Qué bien que repares en ese detalle del agua, amiga, pues es también fundamental.
Pero lo que dices al final es genial. Al igual que la querida Rayuela, has llegado a una interpretación bella y novedosa para mi, que me hace ver ese pequeño bouquet con nuevos ojos.

Te mando un abrazo agradecido y florido. Y te deseo un feliz inicio de semana.

Fantomas dijo...

Parece pintado para un cuento
Pintora Mexicana

LIRIO dijo...

¿De un cuento, dices, Fantomas???

Interesante...
Pero: ¿qué cuento sería ese?
Creo que sería fabuloso que nos lo contaras, o al menos hicieses un esbozo.

Eres bienvenido. Aunque las fui a buscar, no encontré referencias tuyas. Missing, eso fue todo lo que hallé. Intrigante...
De cualquier modo, un saludo que llegue hasta el mar.

Poiésis dijo...

“ut pictura poiesis”

En ambos paisajes contemplo vidrio y flores, desnudando los colores, de una estación siempre joven. En tus ojos re-creadores, las cosas lucen mejores, pues añades los sabores, de armónicas contradicciones. Secuestrando sensaciones, que hacen niños a los hombres, devolviendo los rincones, en que lo que no está, se esconde.

Movimiento de la luz hasta palpar el vacío y desvanecerse, cartografiando pulsaciones. Pregunta una Lirio y otra Lirio le responde. Mientras el espejo indiviso, reune ambas nociones. Primavera que compones, en circular horizonte...

¡¡¡Un abrazo amiga hermosa!!!

Fantomas dijo...

Lei hace unos dias un Cuento en un sitio Letraskiltras "La pintora Mexicana" ese cuadro tuyo parece justo para el relato...
Lástima que al autor lo mataron en 1980
Esas cosas pasan.Lirio

LIRIO dijo...

Fantomas...

Pues mira nomás: ¡adivinaste!
Qué sagacidad la tuya.Efectivamente, yo era esa "Pintora Mexicana".
En cambio yo, sigo sin conocer tu identidad... De todos modos, una alegría tenerte por aqui.

Un abrazo

LIRIO dijo...

Poiésis,
Rápsoda de Muchas Realidades:

Cuando te pones a escribir, sea prosa o sea poesía, o bien sea una mezcla de ambas, construyes mundos increíbles. Mundos cuyo material de construcción son las palabras pero cuyo resultado son palacios de ensueño reverberantes.

Una dicha verte siempre entre nosotros, Lucecita chispeante.

Un beso peregrino

Alma Mateos Taborda dijo...

Hermoso e interesante blog. Ha sido maravilloso conocerte y leerte. Muy bueno todo. Felicitaciones! Un abrazo

LIRIO dijo...

Gracias, Alma, por tu visita y comentario.
Te doy la más cordial bienvenida al quicio de estos UMBRALES, esperando regreses siempre que te plazca.
Ahora que pueda, iré a ver tu blog para conocer más de ti.
Entretanto, un abrazo.

Poiésis dijo...

Conciliadora de espejos:

Tu pintura nos retrata, en ella también nos plasmas, tu espíritu nos rezuma, resumiendo las distancias...

TQM.

LIRIO dijo...

Maravilloso el corolario que agregas, Poiésis:

Imaginar que ustedes -al menos, algunos de entre ustedes- se sientan también reflejados en mi espejo, multiplica el espectro de este lienzo hasta hacerlo caleidoscópico.

Mil gracias, dispuestas cual Mandala.

isis de la noche dijo...

Esas reflexiones que acompañan tu bella obra siempre me han parecido tremendamente acertadas..

El 'autorretrato', ese ecuentro con la propia mirada, ciertamente es un trabajo tenaz de introspección.

Una mujer que se conoce, que ha transitado por todos los rincones de su alma, puede traducirse en colores... Y creo que las flores que acompañan a tu cuadro son el aroma que desprende el primero.

Y cuando digo 'aroma', quiero decir el latido, el palpitar que no deja nunca de llamarnos desde la imagen del espejo. Porque aventurarse en la propia mirada es una viaje sin fin...

Una vez más, rindo homenaje a tu extraordinaria sensibilidad y a los colores de tu mirada...


besos miles amiga querida...

Anónimo dijo...

Isis, luminaria de la noche:
Qué hermosura leerte: tus lecturas de mis obras siempre van más allá, traspasando espejos y planos, para llegar al meollo de todo.

Recibe un cálido abrazo, en este día de San Miguel y todos los Ángeles.

Hasta pronto
LIZ-LIRIO