viernes, 20 de marzo de 2009

"La Sotehuela, recién lavada"

Pastel sobre Papel Ingres.
80 x 52 cm
Esta ventana la pinté en Jonacatepec, Morelos.
Si nos asomamos, veremos al fondo un patio interior o una huerta llena de plantas y árboles. Delante, un porche con el suelo mojado: recién lavado.
El descarapelado de la pintura en el primer plano denota el paso del tiempo:
las noches, los días, las estaciones se suceden unas a otras, y hoy se abre el tiempo de la primavera, con sus flores, renovados deseos y vitalidad.


19 comentarios:

Luisa Arellano dijo...

Te dejo un beso y mi felicitación por tu arte y por la persona que se intuye bajo esas pinturas.

Te voy a seguir de cerca, para atrapar todo lo bueno que destilas.

Un abrazo con besos.

alfaro dijo...

Gracias por contestar a nuestros comentarios en el blog de Antonio Castellón, allí te he dejado mi respuesta.
Viendo este nuevo azul vuelve a sorprenderme esa ausencia de vida..., de figuras, solo la pared, el camino y la ventana, y por supuesto el azul siempre luminoso.
un beso.

Rayuela dijo...

Amo las ventanas y los patios, y amo los azules.
Esta hermosa pintura, llenó mi alma de lejanía y aleteos de mariposas.

Te dejo un beso!

terry dijo...

Saludos Lirio, esta ventana y su fondo dice mucho. Me atrevo a aventurar que una reja separa una misma dimensión, acentuada por la esperanza que alberga una luz artificial, como artificio tenemos la obligación de romper la falsa placenta que nos acomodan las instituciones.

Éxitos.

LIRIO dijo...

Hola, amiga Luisa.
Te agradezco que merodees por aqui, en este espacio que está naciendo.
Me encantará ir poniendo a la consideración de tod@s ustedes mis cuadros, que no son más que metáforas y retazos de mi alma.
Mi intención es seguir un "recorrido" virtual, entrando a diversas fascetas de mi quehacer a través del camino que nos marque cada uno de los escenarios que retrato.
Te espero siempre en mi rincón, poetisa.
Gracias!

LIRIO dijo...

Alfaro:
Me halaga tu interés, y me encanta tu sinceridad. ¿Te intriga que estén "vacíos" estos cuadros? No se aprecian personajes, efectivamente... pero se ven sus huellas que denotan su presencia: ¿Quién, si no, plantó y cuidó todas las plantas de ese patio interior? ¿Quién lavó ese piso von agua fresca? ¿Quién camino por esa calle y se asoma a la ventana?
Y no te preocupes: si bien en estos Umbrales no retraté a nadie concretamente, muy pronto empezarán a parecer seres vivos en los siguientes que suba.
No dejes de venir, y los verás.
Me gustan mucho tus Comentarios, y espero sinceramente seguir contando con ellos.
Un beso

LIRIO dijo...

RAYUELA

Es realmente hermoso y halagador tu comentario.
Mil gracias por dejarlo aqui, y te seguiré esperando en éstos mis patios, mis calles, mis ventanas y demás Umbrales.
Feliz Domingo primaveral para ti.

LIRIO dijo...

Hola, Terry
Pues qué fascinante me parece lo que dices acerca de lo que te sugirió la "lectura" de este Umbral mío.
Resulta emocionante para mi el ver cuánto nos podemos enriquecer unos a otros, sin conocernos más que de manera virtual. ¡Muchísimas gracias, amigo! Deseo sinceramente seguirte mirando por mis laberintos y umbrales, puentes entre realidades.

Me di una vuelta veloz a tu Mundo, y me refrescó el alma leer a mis adorados don Quijote y Sancho en uno de sus locos y profundos diálogos. ¡Qué delicia!

Un saludo cordial para ti desde esta peqieña población de México.

cristal00k dijo...

A falta de ver más obra tuya, que con el tiempo iré conociendo... una pregunta: ¿estás en una época azul-luna?
Me encanta.

estherpino dijo...

Ha sido un placer encontrar esta nueva casa tuya, donde estoy segura, me sentiré como en la mía.
Preciosas pinturas y preciosos textos llenos de nostalgia y poesía.
Un abrazo.

Mónica López Bordón dijo...

Precioso Liz,

ya me he hecho seguidora de tu blog. sabes que me encanta y encontranos aquí es fantástico.

hermosa conjugación de pintura y letras.

Un beso grande

LIRIO dijo...

¡Mónica!

Seas bienvenida a este rincón del laberinto.
Ahora y siempre que quieras.
Un beso, y espero sinceramente que tu estadía aqui te sea gratificante y refrescante.
Gracias!

Liz

LIRIO dijo...

Esther, amiga

Qué lindo verte merodear por entre mis callejones, que vienen a ser vericuetos del alma.
No dejes de pasear por aqui, cuando encuentres tiempo para ello.
Ah! Y me acabo de incluir como "Seguidora" tuya, allá en tu Domicilio particular, porque tu Página me gustó muchísimo.
Un beso

Liz

LIRIO dijo...

Hola nuevamente, Cristalook:

Mira: este estado de ánimo "azul-luna", como tú le llamas, me sobreviene periódicamente... es como el ciclo lunar, creo. Salgo y entro en él, ya lo comprobarás (de hecho, quiero decirte que hace años una buena amiga mía denominó "Azul Liz Hentschel" a estos tonos que puedes apreciar en las dos pinturas que he subido hasta ahora por acá).
Porque mi espíritu va recorriendo diversos ámbitos, honduras y bajuras, estrechuras y grandes horizontes, mundos realistas y oníricos, según sea el momento. Y en cada momento me siento impelida a pintar cosas y sensaciones distintas.
Hasta pronto.
Y un abrazo para ti

El tuareg dijo...

Este lienzo de nuevo,deja traslucir no sólo eses patio interior en que se vislumbra la nueva vida, creo que es tu vida, mejor dicho la vida de todos.
Las paredes ya descacarilladas,los años que no perdonan. Nuestro afan por no renunciar a lo fresco , a lo vital, ese suelo mojado, limpio fresco, y ............. lo que muchos ocultamos o solo dejamos que conozcan unos pocos, ese patio interior lleno de vida, que se resiste a ser un complemento de esas paredes ajadas y renace cual Ave Fenix.
Tu pintura como siempre exquisita, cuidada y con una perspectiva que dominas a la perfección, ah, y ese azul, que maravilla de azul plasmas.
Enhorabuena pintora.
El tuareg

LIRIO dijo...

Tuareg de mi corazón:
No sabes la alegría que me has dado al pasarte por este umbral, al mirar por esta ventana y llegar hasta ese patio interior con tu viva imaginación.
Es fascinante siempre para mi escuchar tus profundos y sentidos comentarios. Tienen el poder de tocar mi alma.

Gracias mil.
Que la primavera que comienza traiga también para ti renacimientos y renaceres frescos.
Y espero seguirte viendo por estos pasillos, que, aunque no siempre serán azules, deseo que transmitan sentimientos vivos a todos los que los recorran.

Un beso

Antonio Castellón dijo...

Me encanta el rincón, y me estaría horas mirándolo, hasta que el precioso azul de la vieja pared se pintase blanco de luna, y se encendieran luces dentro de la casa, del patio y el jardín. Casi puedo oír las voces, y algunas notas de piano.
Al contrario que a Alfaro, a mí no me sorprende esta aparente "ausencia de vida", yo la espero y la agradezco. Un cuadro así "vacío", te deja libre la mirada para convertirte tú mismo en el protagonista, para transitarlo, para vivirlo de un modo más íntimo. Si hubiera alguna figura humana ya se crearía una 'condición', una circunstancia que habría que tener en cuenta.
Por lo demás, el sentido del cuadro creo que ya ha sido desvelado por tus palabras, cuando mencionas la pared "descarapelada" en contraste con el fondo primaveral del jardín interior, que está fresco, colorido y lleno de vida.

Un gran abrazo, visionaria de umbrales.

Pd.: El azul es el color de los soñadores.

LIRIO dijo...

Antonio, estepario y visionario lobo:
Es una maravilla ver en acción a tu fabulosa imaginación. ¡Jamás me había percatado de las posibles notas de ese piano! De verdad, te digo y repito lo que ya mencioné alguna vez: que los sentires e interpretaciones de mis espectadores conforman un 50% de este, mi quehacer artístico. Me regocija pensar que mi pintura te condujo a imaginar y visualizar tantas cosas preciosas.
Eres como un tesoro para mi. Tienes siempre el poder de asombrarme con tus escrituras.
Gracias, y nuevamente gracias .

Y besos azules, también.

PD.- ¡Ah!
Y con respecto a lo que dice Alfaro y lo que respondes tú a tu vez, te informo que tal vez muy pronto empiecen a circular personajes por estos umbrales. Ya te lo notificaré.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

El rayo de luz, la diagonal donde se divide la luz y la sombra lo hacen ver fantástico. Además de los detalles como las imágenes interiores y el descascarado de la pintura de la casa.