miércoles, 10 de febrero de 2010

El Regocijo de la Amistad...

"Corro de Ángeles"/ Óleo sobre madera/ 40 x 30 cm




Se acerca el 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad.
Todos sabemos que esta celebración tiene mucho de comercial, que es aprovechada por vendedores y merolicos para publicitar productos cursis y convencionales que invaden todos los escaparates y tiendas.

Es verdad, tiene este lado que resulta realmente molesto e invasivo, que nos aturde desde el radio y la televisión, incluso desde las pantallas de nuestras computadoras...

Pero también tiene otro lado: es una ocasión en que se nos presenta la oportunidad de meditar sobre el tesoro que es la amistad.
Tenemos afortunadamente amigos de todo tipo, unos cercanos y otros que viven lejos. Hay algunos que caen dentro de la categoría de "conocidos", con quienes nos llevamos bien y nos alegra encontrarnos.

Algunos otros, muy pocos, tienen con nosotros nexos más estrechos, pues existe entre ellos y nosotros una comunión mayor, una capacidad de comprensión y empatía extraordinaria. Nos unen a ellos intereses comunes, el gusto por las mismas lecturas o melodías, la vivencia compartida de momentos sublimes que no se pueden expresar realmente con palabras. Al menos, yo no puedo decirlo más que con imágenes:

Vaya para ustedes, amigos queridos, este reconocimiento por los buenos ratos que hemos pasado juntos, por la alegría de vivir que nos inunda, por el cariño que palpita y florece. Imaginemos que entre tod@s formamos un corro y volamos cantando y riendo en el cielo como estas hadas (¿o son ángeles?), celebrando la Amistad que hemos tenido la fortuna de paladear en esta vida.

¿Y el Amor?

El amor, para mi, es una de las formas que toma la amistad, y se presenta con menor frecuencia a lo largo de la existencia. El amor romántico, quiero decir. Ahhhh, ese es más raro, y está muchas veces acompañado de dolores y heridas (las espinas de la rosa). Pero de todas formas, es uno de los más maravillosos tesoros que podemos encontrar.
A ese amor, el sentimiento que nos sacude desde el fondo de las entrañas y transtorna nuestra existencia, le dedico también mi gratitud más grande.
Como diría José José:

"Pido un aplauso para el amor que a mí ha llegado,
¡Mil gracias por tanto y tanto amor!"



"Una Luz en el Jardín"/ Óleo sobre Tela/ 40 x 60 cm



Bien dicen que "el amor es una cosa esplendorosa", pues cuando llega a nosotros irrumpe inesperadamente y transforma toda nuestra percepción, toda nuestra visión de las cosas. ¿Es una locura? ¡Bendita locura!

Les deseo mucha amistad y mucho amor no sólo estos días, sino siempre.






Ya lo dijeron los Beatles:
Siempre, siempre llegaremos más lejos con una pequeña ayuda de nuestros Amigos.




15 comentarios:

anabel dijo...

Los colores de tus cuadros me dejan serenidad, paz y placidez en el alma, amiga. Gracias por compartirlos.
Felicidades a tí por tu UMBRAL y por tu cariño.
Un fuerte abrazo.

Eli dijo...

Siento tanto, que son cientos, los corazones que siento, amigos llevo por dentro, multiplicando el aliento, en espirales de hueso, con su cristalino acento. Legaron como el silencio, la luz del amor primero, llegando a tornarme en verbo, siendo el círculo perfecto, que tensa y distensa al eco, son la raíz del espejo, brindando marco a mis versos, los cuerpos dentro del cuerpo, la familia que yo siento, latiendo en todo momento...

Gracia Liz por tu lienzo nunca ajeno.

Alejo Urdaneta dijo...

Se dan la mano los ángeles desde el techo del cielo, pórtico del universo pintado por Miguel Ángel en la Capilla Sixtina. Quizás escuchen el último movimiento de la Sinfonía Coral de Beethoven, tomados de las mano, en gesto de hermandad.
Una hermosa alegoría y la amistad, en colores difusos y figuras etéreas como deben ser las de los ángeles.
Lirio del Agua es penetrante al crear símbolos, y toma de lo que ha experimentado en la vida los motivos de sus creaciones, siempre relacionadas con la el ser humano esencial.
Un beso a nuestra querida artista.
Alejo

LIRIO dijo...

Gracias por tu Respuesta, Anabel.
Si a ti te agradan mis cuadros, sábete que a mi me gustan mucho también tus poemas.
Tienes un ojo estético muy agudo, a juzgar por la belleza de tu blog. Así que definitivamente ha sido afortunado el conocernos.
¡Que viva la Amistad!

LIRIO dijo...

Eli:

¿Brindando el marco a tus versos, dices?
Pues permíteme decirte que este corro de amigos se sienten más que encantados de poder bailar y girar escuchando tu verso, y si sirven de marco para ello, es todo un privilegio.
Como lo es el privilegio de la amistad sincera que, aunque sólo sea virtual como en nuestro caso, no por ello desmerece en nada. Mi corazón late más de prisa cuando te leo, porque tienes la llave del País de la Poesía.

¡Gracias!!
Y sigamos girando en vuelo cósmico, agarrados de la mano y envueltos en el Arte.

LIRIO dijo...

"Freude schöner Götter Funken,
Tochter aus Elysium,
Wir betreten feuertrunken
Fröhliche Dein Heiligtum!"
...

Mi querido Alejo:
Me has hecho evocar el Himno a la Alegría automáticamente, cuando mencionaste la Coral de Beethoven. ¡Pues me parece sumamentae acertada tu propuesta!
Si Eli ya le puso letra a su canción, has llegado tú y le añadiste MÚSICA, con lo cual cada vez está más completa la escena.

Como decía en el título, la Amistad en circulación me produce un gran regocijo. No importa la edad, no importa la distancia ni la situación si hay un Amigo esperándonos al final del arco iris.

Gracias por tu valiosa amistad.
Y mil besos en espiral.

Eli dijo...

Liz, dulce cantora del lienzo, no me refería a tus pinturas, sino a mis amigos, quienes enmarcan cada verso con su calor y cariño.

Tus pinturas serían imposibles de enmarcar por mis versos, sería como tratar de encerrar en un frasco el aroma de un millón de lirios, pero mi voz, mi voz si puede ser enmarcada por los latidos de todos aquellos que me prestan su aliento, en cada recodo del laberinto delírico que emprendímos los indocumentados del arte. Te reitero mi amistad y admiración, por ser ubicua expresión de Poiesis. Es a tí y no a mí, querida Liz, a quien tal nombre ciñe. Un fuerte abrazo ángel anunciador de buenas nuevas.

Antonio H. Martín dijo...

Gracias, Liz, por estas cuatro joyas: tus dos cuadros y tus amables letras.
Para mí la amistad es lo mejor de la vida.
Y permite que te diga que me he colado en el segundo cuadro (Una Luz en el Jardín), porque literalmente me ha encantado.
La cuarta joya eres tú, pintora de sueños.

Un abrazo desde el árbol azul.

LIRIO dijo...

Mi adorado y etéreo Maestro Druida:

¿Te has colado en mi Jardín?
Pues caray, qué alegría.

Eres bienvenido, Amigo Azul-Dorado, para revolotear juntos en esas luces espirales.¡Que vivan la Imaginación y la Amistad!
Son los verdaderos diamantes de la corona de la Vida.

Un corro de besos, para ti, en este Día de la Amistad

Rayuela dijo...

me regocijo en tu amistad,Liz querida!

mil besos coloridos*

LIRIO dijo...

Eli querida:

Y aún vuelves ua vez más a este Corro, para aclarar puntos que han quedado en el aire...
Verdaderamente, me conmueves sin fin, tanto si me ves como creadora de imágenes como si me miras como una de tus Amigas que "enmarcan" tu verso sonoro...
Mil gracias, en cualquiera de los casos, por contarme entre tu Círculo.

Y un abrazo espiral en este Día de la Amistad

LIRIO dijo...

Pues qué suerte la mía, amiga Rayuela.
Recibe un abrazo que nos eleve en el aire, entre tod@s l@s compañer@s del Corro Fraterno que hemos venido a formar!

cristal00k dijo...

Aqui, sentada en tu fuente renacentista y escuchando su chorro cristalino ando respirando la paz ensoñadora de tu cielo amiga Liz. Hola.

LIRIO dijo...

Hola, Cristalook!

No me había dado cuenta de tu llegada. Por favor, pónte cómoda aqui, junto a la cantarina fuente, y disfrutemos juntas de la Amistad, divino tesoro.

Espero saber pronto de ti, entretanto, un abrazo sincero.

LIRIO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.