viernes, 9 de octubre de 2009

Alfonsina y su Mar


"Alfonsina y su Mar"/ Técnica Mixta sobre Creta,tela y madera/ 1m x 60cm

Dedico esta Entrada a la memoria de la gran Mercedes Sosa.

Es éste un cuadro sumamente importante para mi, pues lo pinté en un tiempo de soledad en que me sentí muy identificada con Alfonsina Storni. Y fue naturalmente a través de la canción interpretada por esta enorme artista que me sentí movida a realizarlo.

Las frases principales de la canción que me sirvieron de inspiración fueron:

"Te vas, Alfonsina, vestida de mar", y

"¿Qué poemas nuevos fuiste a buscar?" - Estas palabras me infundieron ánimos, en su momento, para seguir adelante con mi vida a pesar del dolor y la soledad.

Descanse en paz, la Cantora por excelencia.

Y siga viviendo en nuestros corazones, dándonos fuerza y sabiduría.


15 comentarios:

Ico dijo...

Siempre me pareció tan triste esa canción y tan sentida cantada por ella. Precioso tu homenaje a Mercedes, la inigualable..

Rayuela dijo...

Bella pintura (que yo ya conocía).Es fuerte el enlace que estableciste entre Alfonsina, tu sentir, tu pintura, y nuestra amada Mercedes.
A Mercedes,le digo hasta luego, sea donde sea que esté; y a mi amiga Liz le digo gracias por este homenaje.

Mil besos!

Antonio Castellón dijo...

Gracias, Liz.

Por estas dos maravillas unidas: tu cuadro de Alfonsina y la canción de Mercedes Sosa.

Seguro que ahora las dos, Alfonsina y Mercedes, están muy cerca, en algún lejano lugar entre estrellas. Un lugar que puede ser éste, porque... ¿no es la Tierra un lejano lugar entre estrellas?
Lo que ocurre es que no las vemos, porque están en distinta dimensión, pero si te paras, si detienes tu pensamiento y los murmullos varios de la mente, seguro que llegas a escuchar la plática entre la poeta y la cantante...

Ahora mismo le pregunta Mercedes a Alfonsina por esos poemas nuevos, para ponerles música y cantarlos. Se prepara una buena fiesta, entre estrellas y caracolas.

Un abrazo, querida amiga.

LIRIO dijo...

Hola, Ico.

Claro, es una canción muy triste, pues hace referencia a un hecho trágico y una vida truncada.
Pero en su tono hay esperanza, po ejemplo en una de las frases que cito más arriba: "qué poemas nuevos fuiste a buscar?."
Al menos para mi,aqui estuvo la clave que me animó a seguir adelante en un momento muy duro.

Mercedes Sosa la interpretó magistralmente, manidestando dolor, ese dolor que todos sentimos algunas veces y que es parte de la vida.

Gracias por tu paso.
Un beso

LIRIO dijo...

Querida Rayuela:

Sí, sé que conocías este cuadro, pero hasta ahora llegó su momento de ser cargada en mi blog: una pintura que es también un umbral... un umbral hacia la soledad, el dolor y también la esperanza. Me movieron todas estas cosas a pintarla, y entre ellas también la belleza der la escena.

Te mando unn abrazo muy especial hoy, amiga argentina, pues Mercedes Sosa, "la inigualable", como le dijo Ico, era de tu país.
Realmente alzó el nombre de Argentina muy muy alto esta Cantora, pero más allá de ello, fue una gran ciudadana del mundo.

LIRIO dijo...

Qué bonito dices, Antonio.

Tienes razón, nunca lo había pensado: la Tierra es también una estrella luminosa y lejana. Si se ve desde Júpiter o desde Aldebarán, se ha de ver preciosamente iluminada.

Todo es relativo, y eso nunca hay que perderlo de vista, Maestro Druida: todo es del color del cristal con que se mira.

Y sí, seguro que ambas están ahora juntas, Alfonsina y Mercedes, entre corales y estrellas (algunas de mar, y otras fugaces).

Un beso para ti, gran amigo

Poiésis dijo...

Eres dulce mar:

Antes y después del mar, ecos circulares de sal. En el mar hallé, lo que en el cielo perdí. Y rocas insepultas, orillan ambas olas, del mar son catapultas, sombras de caracola. Los sueños rompen la costa, son llanto de nubes rotas.

Y las olas nunca duermen, pero siempre sueñan.

Blandos cristales se amoldan, al ave que en ellos posa. Y van creciendo las gotas, en el viento sin sus botas...

Tú, Mercedes y Alfonsina eligieron los remos, con tal de grabar sus huellas en el mar.

Un abrazo inmenso a tu latido infinito.

Eli.

LIRIO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LIRIO dijo...

"Y las olas nunca duermen, pero siempre sueñan..."

¡Qué imagen, Poiesis!
Me he clavado en esa sola frase,de entre todas las demás (sin duda bellas y profundas todas), que has venido a vertir en este mágico espacio.

Me puso a pensar en ese incesante movimiento, incansable vaivén que no les permite quedar nunca estáticas, siempre en busca de algo más, de su destino...

Así, nosotros tendríamos mucho que aprender de ellas: a no quedarnos estancados ni a retroceder jamás, y a perseguir denodadamente niestros sueños.

Besos ondulantes, Hermanita.

Mónica López Bordón dijo...

Hola Liz,

Precioso homenaje a Alfonsina Storni y a Mercedes Sosa.

Poesía, música y pintura unidas en tu huella. El cuadro es precioso.

un beso muy grande
Mónica

LIRIO dijo...

Gracias, Mónica.
Un honor contar con la visita de una poeta como tú.
Un abrazo, y ¡felicidades por tu libro!

Malvada Bruja del Norte dijo...

Una voz llena de matices, como matices son los azules, de tu lienzo.
Nadamos en bajo el silencio del agua, sumergidos de paz y soledad. No siempre nos gusta, pero siempre es necesaria, ya sea escogida o impuesta, la soledad nos enseña como bien dices, a ser sabios, a buscar otros caminos, a ser creativos y permanecer despiertos.

cristal00k dijo...

Amiga LIZ, por motivos diversos, ando con poco tiempo para comentar.

Pero aunque pase en silencio, eso, no quiere decir que me prive del placer que me produce visitarte, a tí, y a tu obra.

Bonito homenaje el tuyo a Mercedes. Y en cuanto a la pintura... ¿qué te puedo decir? que la colgaría muy cerquita de mí, donde siempre pudiera verla amiga. Es MAGNÍFICA Y ESPLÉNDIDA.
Y sobre todo, es ella, Alfonsina.
Nunca la había visto más clara con su vestido de mar.

Gracias por acercárnosla y compartirla.
Creo que si yo fuera su autora, no podría desprenderme de ella de ninguna manera.

Dime: ¿no te cuesta desprenderte de tanta belleza?

Un beso admirado Maestra.

LIRIO dijo...

Gracias, Malvada Bruja del Norte.

Sí: a veces nos rtodea la soledad, como esas corrientes de agua a mi Alfonsina... Es sano, es necesario para conocernos mejor y navegar mejor por la vida.

Pero cómo hace falta la interacción con los demás; la retroalimentación nos enriquece.
Y justamente pienso que es importante el recibir comentarios sensiblers e interesantes aqui, en mi bitácora, pues es lo que le da sentido a llevar un blog.

Te dejo un abrazo muy azul, amiga, y te reitero el gusto que me da verte por estos espacios.

LIRIO dijo...

Cristalook:

Te agradezco infinitamente tu paso por este rincón. Especialmente, al saber que cuentas con poco tiempo, amiga. Eso le da aún mayor mérito a tu presencia aqui, paseando desde el Nunca Jamás hasta el fondo de un océano virtual que en este caso alberga a la Alfonsina que imaginé y plasmé con pinturas.
¡Qué padre que la hayas reconocido! Así como está, vestida de mar y perpleja ante los seres y circunstancias nuevas que la rodean, como a veces me he sentido yo misma.
Efectivamente, me costaría MUCHO desprenderme de ella... pero la necesidad apremia, y también los pintores debemos sobrevivir en este proceloso "mar" que es la vida. Lo pondré a la venta en mi siguiente exposición, y si sale algún comprador que realmente la aprecie y la quiera, tendré que soltarla, como he hecho con tantas otras obras (¡inclusive mi Autorretrato!).
Que pases un domingo regio, y disfrutes de este otoño incipiente, mientras escuchas de vez en cuando al gran Morrison.
Un beso