domingo, 19 de julio de 2009

Bugambilias, Jarillas y Jacarandas

"Jarra de Talavera"/ Acuarela sobre Papel Fabriano de Liz Hentschel/ 30 x 42 cms

Ya no quiso ver más el periódico. Se dijo: "Prefiero quedarme con el sabor de las palabras de esta escritora, y enfilar mis pensamientos hacia el futuro inmediato, poniendo en práctica, dentro de lo posible, los sabios consejos que recibí de ella".

Fue asi que siguió caminando por esa calle gris, pero cada vez iba percibiendo más fuerza en los colores, más sonidos a su alrededor, más aromas... Al pasar por una pequeña ventana que se encontraba al nivel de sus ojos, miró por ella y encontró un bello florero con las flores típicas de su región. Quedó feliz al ver esos intensos tonos y reconoció la cerámica de la jarra que las contenía: era talavera de Puebla, una ciudad tan querida para él.

18 comentarios:

Eduardo dijo...

Pasajes diarios que marcan nuestra existencia “grata”, claro; son sorbos que nos mantienen vivo.

Cuídate, un abrazo.

LIRIO dijo...

Gracias, Eduardo.
"Sorbos que nos mantienen vivos"... Así es, amigo, para los artistas y los seres sensibles en general, es imprescindible encontrar objetos, seres o fenómenos con belleza, para continuar existiendo.
Un beso colorido

Antonio Castellón dijo...

Precioso jarrón y preciosas flores, amiga Liz.
Nada de extraño tiene que el peregrino se quede fijo en ese detalle. Da igual mirar a la luna o a una estrella, a un río o a una montaña: lo que buscamos con la mirada es el sentimiento, y éste puede estar en cualquier parte, en cualquier rincón. Un bonito jarrón con sus flores, o una humilde taza de café sobre la mesa reune en su forma una imagen amable del universo.

Un abrazo.

Pd.-¿Te equivocaste en el título? Pusiste "bugambilias", ¿no es "buganvillas"? ¿o tal vez se dice de las dos formas?

Poiésis dijo...

Manos de corola...

Pluralidad a flor de piel. ¡Cuánto de ajeno, tiene lo nuestro! Lo inmediato, siempre viene de muy lejos. Flores dentro de flores y manos enlazando sus tallos-mundos. Las tuyas, las mías, las de todos. Barro cristalizado por alabastro sin raíces. Bugambilias, Santarritas o buganvillas, flores de papel acodadas en esquejes de luz. Jarillas, sangres siempre verdes, manteniendo otras llamas encendidas. Y jacarandás, esa belleza que se niega a morír. La patria, por capas, se desnuda, en un atajo infinito...

¡Gracias por perfumar el sendero!

cristal00k dijo...

Estoy sin palabras Liz. ¡Que sensibilidad XDD!
Me encanta. Con tu permiso lo voy a imprimir para tenerlo a la vista.
Un beso y mi admiración sincera amiga.

LIRIO dijo...

Antonio:

Así es; ese peregrino (que tiene algo de cada uno de nosotros y también algo del Hombre Universal, a pesar de haber nacido en un punto específico, que en este caso es algún lugar de la Sierra Madre Oriental de mi país) fijó su mirada en ese detalle. ¿No fue acaso también la visión de un jarrón ("Extraños Pensamientos")la que lo disparó hacia un periplo más o menos exótico, sacándolo de su cotidiano andar?

A veces, los objetos o fenómenos más inesperados pueden convertirse en "umbrales", los cuales nos proyectan a pensamientos o actos de tal o cual índole, y nos colocan en estados de ánimo especiales. Las flores son y han sido siempre símbolos de frecura, color aroma, belleza... en una palabra, de Vida. Vida que se muestra en todo su esplendor y fuerza. Además, ellas representan un contacto con la tierra, con el suelo de donde proceden...

Y a la tierra está volviendo el peregrino, a su rutina de todos los días, en donde convive con su familia y amigos.
En su alternancia entre el devenir solitario y la relación con los demás, siente que ahora llega el momento de volver a encontrarlos.
Este jarrón, con sus intensos colores, lo trará definitivamente de vuelta a su realidad cotidiana, a su casa, su gente y todo su mundo conocido.

Y yo, te mando un beso.
Gracias por comentar.

Ah! Pues aqui en México les decimos bugambilias, pero creo que hay varios modos correctos de escribir esta palabra, de acuerdo a la región.

LIRIO dijo...

Poiésis:

No sé a dónde me lleva tu poesía... es como una reverberancia que va tocando dimensiones y mundos cada vez más amplios y remotos, sin dejar se estar cercanos y al alcance de la mano. Eres capaz de multiplicar la realidad con ecos del presente o del futuro, o quizás de la eternidad cósmica, no sé. Construyes universos a partir tan sólo de un pétalo rosado o una palabra escondida. Es GRANDE el poder de la palabra, manejada por artífices como tú.
Gracias, muchas gracias por imaginar tantas maravillas a partir de un humilde amasijo de trazos y colores como los míos.

Un abrazo que se extiende en arco (-iris) hasta ti y tus exquisitas letras.

LIRIO dijo...

Cristal:

Gracias por tus alentadoras palabras, y ya sabes, yo por mí ENCANTADA de que mi pequeño jarrón a la acuarela viaje distancias y llegue a materializarse en un papel impreso que tú sabrás disfrutar una y otra vez con tu mirada cristalina. Espero que te acuerdes de tu amiga mexicana cuando lo hagas.
Espero seguirnos encontrando por acá.

Saludos color fucsia

Rayuela dijo...

Vi al peregrino asomarse por la ventana, lo vi desde dentro de la casa.(yo estaba allí, acomodando las flores del jarrón de talavera de Puebla..
Gracias Liz, por esta hermosura!

LIRIO dijo...

Qué alegría me da, Rayuela!

Fuiste entonces TÚ la primera persona que vio el peregrino al volver a esta "dimensión".
Fabuloso.

Lo mejor, es imaginarte a ti arreglando esas flores, ahora me explico por qué quedaron tan bien repartidos los colores.
¿Estabas acaso tarareando "Gracias a la Vida"?
Me parece que sí, pues sé que esa canción te encanta y te llena de buen humor.

Qué padre que hayas visto al caminante, nuestro protagonista. Cada vez me parece más encantador este relato que tenemos entre manos.

Que te duren mucho las flores, y que las puedas seguir disfrutando un buen tiempo, amiga linda.

alejandra dijo...

A veces, ese simple instate puede ser la felicidad. El encanto del día a día... bonito blog

LIRIO dijo...

ALEJANDRA:

Es verdad; hay instantes mágicos, que destellan más que los demás. En estos instantes se esconde la felicidad, para quien la sabe reconocer.
Bienvenida a esta tu casa.

Luisa Arellano dijo...

Liz, aquí estoy, disfrutando de toda tu magia.

Voy a buscar de nuevo inspiración en tus colores, estoy segura de que me atraparán en un instante.

UN beso grande.

LIRIO dijo...

Luisa Arellano!
Qué milagro verte por aqui.
Bienvenida eres, y espero disfrutes del acuarélico jarrón y te inspires en sus colores.
Cuando así sea, házmelo saber, para ir corriendo a leerte, Poeta.

¡Gracias!
Y feliz verano

Elena Climent dijo...

querida Liz, tu página está llena de ti en todos tus aspectos, bravo!

LIRIO dijo...

Elena:

Qué grato para mi descubrir tu comentario... por cierto, con algunos días de retraso. Disculpa si me tardé en responderte, pero es que no suelo revisar las entradas atrasadas con mucha frecuencia.
Tú, que me conoces tan bien, me haces feliz al decir esto: que soy muy "yo" en mis expresiones. ¡Qué lindo, amiga! Es a eso, precisamente, a lo que aspiro.
Un beso para ti

nadroj dijo...

UMBRALES es un espacio abierto lleno de sentimiento y arte ,enhorabuena muchas felicidades.
Nadroj

LIRIO dijo...

Nadroj:

Te pido una disculpa si hasta hoy descubrí tu Comentario. Rara vez "regreso el tiempo" para volver y revisar los pendientes de mis Entradas antiguas. Rectificaré esto en adelante.
De momento, te agradezco tus lindas palabras, y prometo ir a tu blog para saber algop más de ti.

Un abrazo