viernes, 12 de junio de 2009

El Río



"El Rio"/ Pastel sobre papel de Liz Hentschel/ 70 x 50 cms


Repentinamente, tras un buen rato de ensueño y de sentirse inmerso en la naturaleza que lo rodeaba, no sólo visualmente, sino también a nivel sonoro y físicamente en cada poro de su piel, cayó en la cuenta de que era hora de emprender lentamente el regreso a casa... Habían sido muchas emociones las que había vivido "fuera del tiempo" en este mundo mágico, desde que entró a aquél umbral del extraño jarrón de pensamientos.

Asi que comenzó a bajar la cuesta, entre piedras escarpadas, hasta que arribó a un terreno llano, en donde el agua corría de manera más tranquila y suave. Al ver este río, buscando el camino de regreso a su hogar, recordó un pasaje que alguna vez había leído en el I Ching o Libro de las Mutaciones:

"...asi todo va fluyendo, como un río sin parar, día y noche..."

16 comentarios:

Rayuela dijo...

Y el peregrino tenía "la vida en río".
Y, al igual que el I Ching, el japonés Yasunari Kawabata escribió "...todo lo que vive fluye como el agua."
Afortunado fue tu peregrino encontrando este río que fluye entre árboles abrazados de hiedras,que lo sombrean y, al mismo tiempo, lo abrillantan.


Hermoso,Liz!
Mil besos

Poiésis dijo...

Liz:

Infinito es el deseo e intermitentes los cuerpos, hombre y montaña sin eco, laberinto y palimpsesto. Lluvia sembrada en su espejo, florece ramas de viento, dos árboles y un encuentro, abrazando al firmamento. La vida teje su lecho, de corrientes que no vemos, el puente deja de serlo, en las riberas del tiempo. Las baldosas del ciruelo, bañan a dioses e insectos, la voz del río es un misterio, que atravesando el silencio, habla por todos los pueblos.

Gracias por hidratar el alma, con tu mirada crecida, buena amiga...

Tuareg dijo...

Liz, no tengo palabras, es precioso sólo puedo decir eso.
Me da tanta paz, es tan sereno, tan edénico, que me da envidia de la buena que nunca mis pies hayan pisado ese sitio, porque lo maravilloso es que me puedo meter en tu cuadro, ¡tan bien lo pintaste!.
No te hablo de verlo porque me has dado el don de contemplarlo a traves de tu corazón el cual lo has plasmado en esta pintura.
Sólo te puedo decir que es uno de los mejores cuadros que he visto pintados por ti.
Un beso mujer. Y gracias por haber sumergido mi espíritu en tanta belleza.
Un tuareg ha visto hoy hoy en una pantalla de plasma una obra de arte.

Antonio Castellón dijo...

"Observaba la corriente con cariño, su verde transparencia, sus ondas cristalinas, con dibujos llenos de misterio. Contempló las perlas claras que subían desde el fondo, las burbujas que flotaban en la superficie, el espejo del azul del cielo. El río también le miraba con sus mil ojos, verdes, blancos, ambarinos, celestes. ¡Cuánto amaba aquella corriente! ¡Cuántas cosas le agradecía! Desde el interior de su corazón escuchaba la voz que despertaba de nuevo y le decía:
-¡Ama a este río! ¡Quédate con él! ¡Aprende de él!
¡Oh, sí! Siddharta quería aprender del río, deseaba escucharlo. Le parecía que el que comprendiera a esta corriente y sus secretos, también entendería muchas otras cosas, muchos secretos, todos los misterios."

Hermann Hesse

De entre los árboles floridos, hundida la mirada en el espejo del agua, te envío un mágico abrazo, amiga Liz, pintora de sueños.

LIRIO dijo...

Gracias, Rayuela.
Es curiosos cómo se dan a veces las sicronías. No es la primera vez que coincidimos al publicar entradas similares. Esta vez fue por hablar de un río las dos.
Es bello lo que dices hoy, tanto aqui como en tu Zigurath, acerca de esta forma de fluir como el agua de un río, como lo es la vida.
Un beso, amiga de Argentina.

LIRIO dijo...

...y gracias a ti, Poièsis, por construir un verso tan bello y de dimensiones verdaderamente cósmicas a partir de mi rio... "La voz del rio es un misterio
que atravesando el silencio
habla por todos los pueblos..."

Qué idea tan hermosa, sin duda. Si el Peregrino te oyera, estoy segura de que se quedaría largo rato reflexionando sobre tus frases... Bueno, supongo que te escucha en estos momentos, asombrado.

Un abrazo que atraviesa el silencio, amiga

LIRIO dijo...

Tuareg:

Más bien, la que se ha quedado sin palabras soy yo, al leer tus preciosas palabras.
¿Dices que te has metido en el cuadro contemplándolo, y que has sentido que plasmé mi corazón en esta pintura? Ahhh... pues te he de responder que yo también he percibido a tu corazón latiendo en tu escrito.
Qué maravilla que esta "pantalla de plasma" sea capaz de transmitir latidos unísonos a través del cyberespacio, uniendo corazones y emociones de amigos que, aunque no se conocen físicamente, se sienten afines.
Besos fluidos, amigo del alma, para ti.

LIRIO dijo...

Antonio querido:

Bien decías desde hace tiempo que somos amigos de sentires y lecturas, y bien recuerdo que fue nuestro cariño común por el gren Hermann Hesse lo primero que nos acercó.

No podías haber elegido un párrafo más adecuado para emocionar mi espíritu que éste que has tenido la generosidad de transcribir. Releer fragmentos de Siddharta siempre obra comno un bálsamo para mi alma, haciéndome entrar en pensamientos de otro nivel.
¡Cuánta enseñanza hay contenida en este pasaje!
Y, mira por dónde, es posible que esta misma corriente fuera la misma que contemplase tu Tío Hermann, pues es un río de Alemania el que me sirvió de inspiración para este cuadro.

Quedo imaginando en mi cabeza esas gotas ambarinas, verdes y celestes que destellan en tu escrito, agradecida profundamente por la plenitud de tu Comentario.

Besos floridos para ti.

isis de la noche dijo...

El río mítico que ha sido materializado en tu cuadro, como un ritual de colores, marca el inicio del cielo que se adivina y el fin del sendero que los pasos del viajero han creado.

Y así la vida, en cada etapa, nos enseña que hay que fluir con su corriente. Que la maravilla del ser es estar siempre en movimiento y aún así permanecer inmutable.

Apenas se escucha el rumor de las aguas... Pero su melodía nos cuenta de lo que ha sido, es y será..

Y, tal vez, de algún incomensurable mar que espera nuestra llegada...

Qué bello umbral ha sido este cuadro, mi queridísima amiga...

Cada vez que tus pinturas abren una puerta, cruzarla es una aventura inolvidable....

Un abrazo inmenso!!!!!!

LIRIO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LIRIO dijo...

como un ritual de colores", dices

Amiga Isis:
Son sabias tus palabras, además de bellas. En ellas hay aprecio, hay vislumbre de futuros, voluntad e ilusión.

Bienvenida a este unmbral, maestra de las letras y las imágenes, y dueña de un gran corazón.

Te mando un abrazo que fluye desde una tierra de volcanes hasta otra: de México a Ecuador.

cristal00k dijo...

Ah! que rincón mágico amiga, para fundirse con él y quedarse ad eternum.
Un abrazo.

LIRIO dijo...

¡Qué buena onda, Cristalook!

Suena lindo lo que dices.
Gracias, y un abrazo

Gustavo Adolfo Guzman dijo...

Saludos tu blog me ha encantado tienes el simple toque de la naturALEZA PARA VIVIR...
seguire visitando tu blog deseo para ti que sigas escribiendo tan hermoso!!!

Azul dijo...

Liz,dicen por ahí que somos como ríos, ríos que crecen, que secan, que buscan su océano en este fluir diario de la vida y yo en tus hermosos paisajes y letras siempre termino por alcanzar un momento de gran paz, gracias por compartir amiga.

Deseo disfrutes de muy buenos momentos.
Besos

LeeTamargo dijo...

...Y el río fluye tranquilo -¿de regreso? ¿o sin retorno?-. No importa sino seguir su curso, disfrutando de los suaves tonos pastel del entorno... GRACIAS, LIZ:
LeeTamargo.-